Multitudinaria Fiesta del Cordero en la capital

2.000 musulmanes reunidos en el ‘Juegos Mediterráneos’

Imagen de archivo de la celebración de la Fiesta del Cordero en la capital almeriense.
Imagen de archivo de la celebración de la Fiesta del Cordero en la capital almeriense. La Voz

No eran ni las ocho de la mañana del domingo y en la explanada del Estadio de los Juegos Mediterráneos ya se congregaban cientos de personas que llegaban en familia hasta el estadio de la Unión Deportiva Almería. No lo hacían para disfrutar de un partido del conjunto rojiblanco, sino para celebrar la Fiesta del Sacrificio o Fiesta del Cordero, la celebración mayor de la religión musulmana y en la que este año participaron, en la capital, más de 2.000 musulmanes.


Con un emotivo Eid Mubarak, el saludo tradicional con el que se reconocen los musulmanes durante la celebración de la Fiesta del Cordero y que puede ser traducida al español como “feliz día”, los asistentes a la multitudinaria cita de la comunidad musulmana se reunían en la explanada que da acceso al estadio de la capital almeriense para llevar a cabo sus tradicionales celebraciones y rezos con los que conmemoran un pasaje del libro sagrado del Corán (y que también aparece en la Biblia) en el que Ibraim ofrece a Dios el sacrificio de su hijo, aunque este finalmente es sustituido por un cordero. Una celebración eminentemente familiar en la que adultos, jóvenes y niños se sumaron a un rezo multitudinario en torno a las ocho de la mañana y que duró poco más de media hora. Una ceremonia que estuvo dirigida por el imán de la capital.


Celebración en familia

Tras los rezos comunitarios en el Estadio Juegos del Mediterráneo, y como es tradición en la religión musulmana, los miles de asistentes que participaron en la celebración pública llevada a cabo en la capital se desplazaron hasta sus hogares para celebrar en familia esta festividad tal y como se merece: sacrificando un cordero que después sirve de alimento para una comida en la que las familias musulmanas se unen en torno a la mesa para celebrar uno de sus días más grandes y que en sus países de origen tiene hasta tres días de celebraciones.


En la provincia

Pero Almería capital no es la única ciudad de la provincia en la que los musulmanes han llevado a cabo sus tradicionales celebraciones de la Fiesta del Sacrificio, ya que es algo que han celebrado los alrededor de 100.000 personas que forman la comunidad islámica de la provincia.


La Fiesta del Cordero conmemora un pasaje recogido en el Corán (que también aparece en la Biblia) y en el que se expone la voluntad de Abraham (Ibrahim) de sacrificar a su hijo Ismael (que en la Biblia es Isaac quien va a ser sacrificado) como un acto de demostración de su obediencia a Dios. Pero Dios interviene y le da un cordero a Abraham para que lo sacrifique en lugar de a su hijo. 


De este modo, los musulmanes ofrecen el sacrificio de un cordero macho o de una vaca que realizan mirando a la Meca y dejando que expulse toda la sangre. Una acción que  realiza el jefe de cada familia. Tras el sacrificio, la carne se separa en tres  partes que se reparten, uno para quien realiza el sacrificio, otro para amigos y vecinos y otro para los necesitados.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería