Ábalos ignora a Almería: “Ha habido desdén con el AVE a Granada y Murcia”

Los granadinos estrenan la Alta Velocidad hacia Madrid

Sánchez y Moreno, junto al AVE de Granada.
Sánchez y Moreno, junto al AVE de Granada. Archivo La Voz

Almería se acerca al AVE. Se encuentra desde ayer a 182 kilómetros de vías ferroviarias de distancia y a 160 kilómetros por carretera.


Está cerca el AVE pero también, a su vez, lejos. La esquina ferroviaria de Almería seguirá esperando unos años más la llegada de un tren de Alta Velocidad. Se trata de una infraestructura que acumula ya más de 2.500 días sin obras en la provincia de Almería.


Ayer, 25 de junio, fue día de fiesta en la vecina Granada. Allí acudieron, en el viaje inaugural del AVE, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, y el presidente de la Junta, Juanma Moreno. Los dos primeros ni se acordaron de Almería en sus discursos. El tercero, sí, y además en tono reivindicativo.

Con una inversión de 1.675 millones de euros para un trayecto de 126 nuevos kilómetros de AVE, Ábalos se alegró de que haya acabado este “aislamiento ferroviario”.


“La llegada del AVE a Granada abre un nuevo camino para el conjunto de las provincias andaluzas, que verán como sus conexiones interprovinciales se mejorarán como consecuencia de la puesta en servicio de esta línea. Hoy comienza la mejora del transporte y la movilidad global del sur peninsular”, añadió el ministro en su discurso en la nueva estación granadina en Andaluces.


Y en ese contexto, José Luis Ábalos recordó que se ha tratado “con desdén” a algunas zonas de España en materia ferroviaria. “No se trata de responsabilizar o culpabilizar a nadie. Es normal también que, con los recursos siendo limitados, se prioricen unas actuaciones sobre otras”.


Y añadió la siguiente frase: “Siendo objetivos, parecía bastante evidente que había localidades si no desatendidas, sí al menos tratadas con cierto desdén, eludiendo el deber cívico e institucional de dar la cara ante el territorio., Pienso, por ejemplo, en el tren de Extremadura, o en el soterramiento de Murcia, y por supuesto la conexión ferroviaria de Granada con el centro y el norte de España. El problema de la política basada en el agravio comparativo es que, a veces, se convierte en un fin en sí mismo”.


Opinó también el ministro que “en ocasiones, la energía empleada en denunciar una deuda histórica en materia de infraestructuras no se traduce en la diligencia necesaria para resolver la situación”.


Como puede comprobarse, ni una referencia directa a la provincia de Almería. Ábalos ha venido en el último año dos veces a Almería, una para dar una conferencia y otra para participar en un mitin del Partido Socialista.

Tampoco habló de forma directa de Almería el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.


En su intervención, Sánchez sí aludió al Corredor Mediterráneo como “una infraestructura de carácter estratégico para España, especialmente en lo relativo al tráfico de mercancías”.


El AVE de Almería fue reclamado en su discurso por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.


En concreto, dirigiéndose a Pedro Sánchez, dijo que al margen de la llegada del AVE a Granada hay otros proyectos que dependen de la colaboración estatal y que son “fundamentales” para la cohesión social de Andalucía y España, como es la llegada de la Alta Velocidad a Almería, el tramo Bobadilla-Algeciras, el ‘bypass’ de Almodóvar del Río “para acercar aún más Málaga y Sevilla” y los corredores ferroviarios del Mediterráneo y Central. “Desde mi posición siempre seré firme en la defensa de los intereses de Andalucía”, dijo Moreno.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería