El Pleno del Ayuntamiento de Almería despide a 13 concejales

Izquierda Unida dejó el plenario tras 40 años de presencia continuada

Concejales que abandonan el Ayuntamiento junto al alcalde
Concejales que abandonan el Ayuntamiento junto al alcalde La Voz

La última sesión plenaria de esta Corporación municipal ha sido la de despedida de casi el 50 por ciento de los concejales que se han sentado en las bancadas municipales durante los últimos cuatro años, y en algunos casos, tras más de 12 años ocupando un lugar en ese salón. Quizá por lo emocionante del día, y porque solamente había que aprobar el acta de la sesión anterior, el alcalde en funciones, Ramón Fernández-Pacheco, decidió abrir turno de intervenciones para que pudieran despedirse los que a partir del sábado pasarán a otras obligaciones, y por una vez, todos decidieron coger el micro salvo Manuel Vallejo que deja su puesto de edil pero no estuvo en el plenario.


El primero en intervenir fue un Rafael Esteban, portavoz de Izquierda Unida, visiblemente emocionado ya que su marcha es algo más que un hasta luego, es un adiós a la política activa al jubilarse tras muchos años formando parte del engranaje del Ayuntamiento. Quiso tener palabras de agradecimiento para todos los compañeros que se ha encontrado en su trayectoria y pedir disculpas "por si algún concejal se ha sentido agraviado" en algún debate más subido de tono. Tuvo palabras de cariño para los trabajadores municipales "sin los que no podría funcionar el Ayuntamiento" y para "todos los concejales que han pasado por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, pero sobre todo a dos personas que siguen siendo además mis amigos: Diego Cervantes y Concha Márquez". Y es que afirma Esteban que su mayor satisfacción es que cuando sale a la calle "puedo mirar a todos los ciudadanos a los ojos".


Otra que dejaba el plenario es la concejal no adscrita Mabel Hernández quien agradeció a sus compañeros de Corporación el cariño recibido, a los ciudadanos que la votaron hace cuatro años el poder tener "el honor de ser concejal de este Ayuntamiento" y quiso pedir disculpas "a los que no han entendido el por qué de mis decisiones".


Quiso defender en su última intervención en el Pleno el concejal popular Miguel Ángel Castellón "la nobleza de la política" y el trabajo que se realiza en las diferentes administraciones públicas por gente que da su tiempo, que "en su mayoría es gente noble". Agradeció a todos los funcionarios municipales el haberle facilitado su labor en estos años, pidió disculpas por si en algún debate plenario se había excedido, y agradeció a "Gabriel Amat, a Luis Rogelio Rodríguez-Comendador y Ramón Fernández-Pacheco la oportunidad de servir a la ciudad en la que nací, en la que ha nacido mi hija" y para la que siempre ha intentado "defender el interés general".



Última foto de la Corporación municipal que termina
Última foto de la Corporación municipal que terminaLa Voz

Sin duda la despedida más emocionada ha sido la de una Lola de Haro que tras 26 años en el Ayuntamiento de Almería ha pasado por ser eventual, funcionaria y que durante 12 años ha sido concejal. Considera que ha sido "una experiencia gratificante porque no hay nada mejor que trabajar por la ciudad". Recordó que todo el trabajo municipal es imposible sin el personal, esos "casi 1.000 funcionarios que hacen latir el corazón de esta gran empresa".


No tenía las palabras preparadas, no pensaba intervenir, pero la que fuera viceportavoz socialista, Carmen Núñez, quiso despedirse recordando su pasado familiar y su vinculación con los ayuntamientos -es hija y nieta de alcaldes- y explicando que en estos ocho años ha intentado siempre "atender a todos" como en su día veía hacer a su padre a las puertas de su casa, por eso siempre ha querido poner "los intereses de la ciudad por encima de los del partido y de los míos". Agradeció además el trabajo realizado con todos los miembros de la Corporación y a sus compañeros de grupo municipal "a pesar a veces de las propias diferencias".


Y también se despedía del plenario Inés Plaza. La concejal socialista decía adiós después de doce años en el plenario para marcharse al Senado desde donde se ofreció a seguir trabajando por la ciudad. Así le dijo al alcalde en funciones: "Siempre que sea en beneficio de Almería estaré a tu lado. Trabajaré por intentar desbloquear los temas que afectan a la ciudad". Palabra que le tomó un Fernández-Pacheco que quiso agradecer el trabajo a todos los que han formado parte de esta Corporación recordando a todos que "no hay labor más noble que la política".


Dejaban el plenario también Amalia Román, Indalecio Gutiérrez, Rafaela Abad, Pilar Ortega, Carolina Lafita y Cristóbal Díaz, además de un Manuel Vallejo que no acudió al plenario.



 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería