“Harán falta nuevas formas de asegurar las comunicaciones”

Juan Antonio López es matemático, e investiga en el campo del álgebra y la criptografía

Juan Antonio López, en la UAL
Juan Antonio López, en la UAL Remedios Fernández

Es matemático, licenciado en la primera promoción de esta ciencia en la Universidad de Almería, donde también se doctoró y hoy es profesor. Su trabajo lo ha llevado hacia la criptografía y la ciberseguridad.


¿Cómo llega a este campo de la ciberseguridad?

Soy algebrista. Hice mi tesis en teoría de anillos, una rama de matemáticas puras. Y luego fui evolucionando un poco a intentar aplicar esas estructuras en el mundo real, algo que no se suele hacer en el álgebra abstracta. Fui viajando un poco a la teoría de códigos y, luego, la criptografía. Y una vez en ese mundo, uno empieza a tocar muchos palos, y está la ciberseguridad. Al final, la criptografía, digamos, es la base...


¿Qué es la criptografía?

Básicamente, es la rama de la ciencia que trata de la confidencialidad y la seguridad de las comunicaciones. Porque hay que distinguir entre ambas. Una cosa es que una persona mantenga su información de forma confidencial, y otra es asegurarse de las comunicaciones, que se pueden alterar, con los virus… Con la evolución de las tecnologías de la información, con la digitalización del mundo, la criptografía ha tomado un protagonismo inmenso. Y, sobre todo, con esto que hoy entra en juego, el Big Data, y con nuestros datos la gente dice que en la nube, ¡pero la nube en realidad son ordenadores! Todo eso hay que protegerlo.


¿Y en que investiga? Un ejemplo de algún proyecto...

Pertenezco al grupo de Categorías, Computación y Teoría de Anillos, de la Universidad de Almería. Y estamos trabajando en... Mira, a finales del siglo XX aparecieron unos nuevos conceptos de criptografía, que se conoce como de clave pública, en la que son muy importantes los métodos clásicos de teoría de números para asegurar la confidencialidad, principalmente. Pero luego se ha probado, de forma teórica, que si existiese un ordenador cuántico, distinto a los convencionales que usamos actualmente, todo este tipo de algoritmos serán inservibles.


Claro.

De modo que tenemos que centrarnos en nuevos métodos que, aunque ahora mismo no nos sean útiles, lo serán en un futuro. No sabemos si los ordenadores cuánticos existen realmente, pero, si llega el momento en el que aparecen, harán falta nuevos métodos de asegurar las comunicaciones. Y según los organismos internacionales, algunos de estos métodos tienen una componente algebraica muy fuerte. Ahí es donde podemos aportar.


Colaboramos con gente del ámbito de la computación, y hacemos simulaciones de cómo nuestros métodos pueden ser aplicados en la realidad de forma eficiente. Trabajamos con equipos de investigación, nacionales e internacionales. Por ejemplo, tengo bastante relación con la universidad de Zúrich, donde hay un grupo muy potente de álgebra aplicada...

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería