Ex guardia civil acusado de prostituir a una mujer solo participó en un “posado”

La Fiscalía solicita 3 años de prisión y una multa de 18 meses a razón de 12 euros diarios

Durante la primera sesión en la Audiencia Provincial de Almería, el acusado ha negado haber mantenido relaciones sexuales con la mujer.
Durante la primera sesión en la Audiencia Provincial de Almería, el acusado ha negado haber mantenido relaciones sexuales con la mujer.

El exoficial de la Guardia Civil acusado de explotar a una mujer extranjera que supuestamente habría sido chantajeada con un vídeo de carácter sexual para que ejerciera la prostitución, ha rechazado su vinculación al ejercicio de la mujer aunque ha reconocido en sala que se encargó de poner varios anuncios en la sección de contactos de un periódico así como de participar en un "posado erótico" con la víctima en su propia vivienda sin que hubiera "penetración", según su versión.


Durante la primera sesión de la vista oral en la Audiencia Provincial de Almería, el acusado ha negado haber mantenido relaciones sexuales con la mujer y ha calificado de "vodevil" la versión mantenida contra él después de que supuestamente le hubiera ofrecido a la víctima un "empleo como cuidadora".


Así, durante su primer encuentro en su vivienda y según la acusación, ella habría caído en un profundo sueño tras tomar un café y al despertarse se habría encontrado desnuda, en la cama del acusado, quien la habría grabado mientras mantenía relaciones sexuales con ella para "chantajearla" con las imágenes.


En este sentido, la Fiscalía solicita para el acusado tres años de prisión y una multa de 18 meses a razón de 12 euros diarios, al sostener que a partir de ese vídeo habría abocado a la mujer a ejercer la prostitución en tres pisos de su propiedad, quedándose además con la remuneración que pagaban los clientes.


El acusado ha insistido en que él trató en todo momento de "ayudar" a la mujer, quien carecía de residencia legal en España cuando la conoció en 2008, poco después de haberse divorciado. Así, ha aludido en varias ocasiones a su condición de agente de la Benemérita para rechazar acusaciones tales como el haberla amenazado con difundir el supuesto vídeo si no se prostituía para él o haber abusado de ella. "Soy un hombre de orden", ha espetado ante el tribunal.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería