La batalla de la capital, o cómo conjugar el verbo pactar

La división entre IU y Podemos, y entre PP, Ciudadanos y Vox, determinará el reparto de ediles

Así está la carrera para llegar al Ayuntamiento
Así está la carrera para llegar al Ayuntamiento La Voz


El futuro político de la ciudad de Almería lo escribirán el próximo domingo 26 de mayo los almerienses con sus votos. No por obvio el comentario cuenta con una menor importancia ya que la resolución de esta batalla política por quién será la persona y el partido que regirá los designios de la ciudad durante los próximos cuatro años, va a venir marcada por los índices de participación. Una participación que se torna crucial en los barrios más desfavorecidos de la capital, que son feudos de la izquierda, y que son los que menos acuden a las urnas. Y es que teniendo en cuenta que ocurra lo que ocurra lo que parece claro es que no va a haber mayorías absolutas, se va a pelear hasta el último voto. Conseguir un edil de los 27 que conforman la Corporación parece más duro que nunca en los últimos años.


Hay que tener en cuenta que en los comicios generales, en los que se produjo una importante movilización de la izquierda y en los que el PSOE consiguió la victoria en 31 de los 42 colegios electorales de la capital, participaron un 70,82% de los almerienses llamados a las urnas. Hace cuatro años en los comicios municipales la participación se quedó en un 50,85%, y los resultados fueron bastante diferentes.


Ante esta situación, los socialistas llevan llamando a la movilización desde el primer día con el mismo reclamo que usaron durante la campaña electoral de las nacionales, la posibilidad de que Vox pueda llegar al Gobierno municipal o al menos apoyar un gobierno de las llamadas ‘tres derechas’. Esto le valió para recuperar barrios como La Cañada, El Alquián, Loma Cabrera o Cuevas de los Medina que estaban en manos del Partido Popular y que ahora, en las municipales están en plena guerra. Lo demuestra el desembarco que los populares han realizado esta campaña en la zona con mítines-fiesta.


Trasvase de votos

Este discurso ‘anti-Vox’ les permitió  a los socialistas también un trasvase de votos importante desde Unidas Podemos con el denominado ‘voto útil’ que en barrios como La Chanca o El Puche fue llamativo. De momento las encuestas le dan 9 concejales a los de Adriana Valverde.


Lo que ocurrirá ahora con la izquierda es una sorpresa porque las opciones a elegir se multiplican. Por un lado están los socialistas, por otro Izquierda Unida-Equo, y por último, Podemos. Los tres dispuestos a, si dan los números, pactar para desalojar al PP de la Alcaldía, pero esta fragmentación, además de poder restar a la hora del reparto de concejales por la famosa ‘Ley D’Hont’, también deja la incógnita del reparto de los sillones.


Según la encuesta publicada por LA VOZ el pasado lunes, sería Podemos quien se lleva el premio de dos concejales. Algo a lo que ayudaría la segunda urna del 26-M, la europea donde IU y Podemos concurren juntos. Eso sí, IU y Equo cuentan con un elemento a su favor, la estructura orgánica del partido en la ciudad. Algo casi inexistente en Podemos que con los enfrentamientos internos ha ido perdiendo infraestructura por el camino.


Si solo entra una de las dos formaciones, la posibilidad de pactos en la izquierda aumenta porque la posibilidad de éxito es inversamente proporcional al número de formaciones y a su nivel de enfrentamiento. Y aquí Podemos y IU terminaron dos por tres calles con la negociación para ir juntos.


‘Tripartito’
En la derecha la situación también está muy repartida. Las encuestas dan 10 concejales para el PP que se mantendría como el partido más votado. Lo cierto es que en su guerra personal con los otros partidos de derecha en las elecciones nacionales perdieron la hegemonía en barrios como San Vicente y El Toyo en favor de Vox; y en Nueva Andalucía y la Vega de Acá  que se tiñeron de naranja.  Del rescate de ese voto dependerá, en gran medida, el tipo de pactos que pueda realizar Ramón Fernández-Pacheco ya que podría quedarse en 10 ó alcanzar el 11.


De momento Vox, que parece que tiene asegurada su entrada en el Ayuntamiento, rondaría los dos concejales. Esto no le permitiría al PP gobernar en solitario con apoyos puntuales de la formación verde, por lo que haría necesaria la entrada de Ciudadanos, al que la encuesta le otorga entre tres y cuatro ediles. Esto obligaría a algún tipo de tripartito entre las formaciones que podría imitar el modelo andaluz, podría optar porque ninguna de las otras formaciones entraran en gobierno como tal y que se hicieran pactos puntuales, y la última, la más remota, que los tres formaran gobierno.


Hasta aquí las posibilidades existentes si el guión de la película del próximo domingo es el esperado y anunciado por todas las encuestas, pero ¿y si hay sorpresa?


Si la izquierda consiguiera una importante movilización de su electorado y finalmente la suma de PSOE, Ciudadanos y IU/Podemos da para formar Gobierno. ¿Habría pacto?


Porcentajes
Por mucho que Miguel Cazorla ya pactó en su día con el PSOE, aunque no se materializara, las relaciones entre ambas formaciones se han enfriado mucho a nivel nacional y autonómico, por lo que parece complejo aunque no descartable. Eso sí, si el PP consigue más concejales que la suma de la izquierda, parece imposible esa decisión cuando se comparte Gobierno en la Junta. Si el PSOE es el más votado, entonces todo está por ver y negociar.


Nuevamente la llave puede estar en manos de Miguel Cazorla y la formación naranja, por lo que es recomendable no perderse las semanas posteriores a los comicios municipales, e incluso seguir atentos la mañana del 15 de junio.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.