90.000 barras al mes: El Acebuche estrena panadería

Cuatro internos, contratados por el centro penitenciario

El equipo directivo de El Acebuche acompaña al subdelegado del Gobierno en su visita a la nueva panadería.
El equipo directivo de El Acebuche acompaña al subdelegado del Gobierno en su visita a la nueva panadería.

El centro penitenciario provincial de El Acebuche, en Almería, estrena nueva panadería desde la que se producirán 90.000 barras de pan mensuales para el consumo de los internos y se pondrá en marcha una línea de elaboración de bollería.


El objetivo de las renovadas instalaciones es que se consiga en "autoservicio" de panadería en la prisión, según ha indicado el director del centro, Miguel Angel de la Cruz.


La producción se destina a la alimentación de unos 800 internos del centro y de otros 200 del Centro de Inserción Social (CIS) y a diario se están fabricando alrededor de 3.000 barritas de pan, lo que supone alcanzar las 90.000 mensuales.


La línea de elaboraciones de bollería incluirá tortas, suizos, o magdalenas, para que se pueda satisfacer, así, las demandas de los internos "en sus momentos de vida en común". Para esta línea se ha dotado de maquinaria nueva al taller.


El subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, ha visitado este miércoles la nueva panadería, que depende de la Entidad Estatal Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo que, a su vez, se encarga de la promoción del trabajo productivo en los centros penitenciarios y de la formación profesional de los internos, adscrita al Ministerio del Interior a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.


La panadería está gestionada por la dirección de centro penitenciario y sus trabajadores, en la actualidad, cuatro internos, son contratados por el centro penitenciario.


Con este taller y otros, como el de cocina, economato, lavandería, mantenimiento, se proporciona al recluso un empleo retribuido, con los beneficios de la Seguridad Social, en los espacios productivos del centro penitenciario.


Otro de los beneficios que ofrece este nuevo espacio es la óptima adecuación para acoger la impartición de cursos de formación profesional especializada en este oficio, enseñanza muy demandada por los internos y de gran importancia para la búsqueda de un empleo una vez finalicen el cumplimiento de su condena.


Con este fin, se desarrollan acciones de formación para el empleo en el interior del centro penitenciario y de ciclos formativos de grado medio.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.