Argelia plantea a España duplicar el gasoducto de Orán a Almería

La capacidad de Medgaz puede pasar de 8.000 a 16.000 millones de metros cúbicos

Las instalaciones de Medgaz en la playa almeriense de El Perdigal podrían verse reforzadas si se acomete un nuevo incremento de capacidad.
Las instalaciones de Medgaz en la playa almeriense de El Perdigal podrían verse reforzadas si se acomete un nuevo incremento de capacidad.

Argelia ha planteado al Ministerio de Industria español duplicar el gasoducto de Medgaz que desemboca en la playa almeriense de El Perdigal, en El Alquián. La capacidad actual de este tubo energético que parte desde Beni Saf (Argelia) con una longitud de 757 kilómetros, es de 8 bcm (ocho mil  millones de metros cúbicos de gas) y ya se ha completado, desde que entró en operación en 2011, por lo que no puede dar servicio a nuevos operadores. 


El proyecto en ciernes del Gobierno argelino, a través de la petrolera estatal Sonatrach, es hacer llegar a la costa almeriense 16 bcm (16.000 millones de metros cúbicos al año) para los que prevé que hay demanda suficiente


Este proyecto, según las autoridades argelinas, requerirá de una inversión conjunta de 500 millones de euros. De hecho, Sonatrach ha comenzando la construcción  en Argelia de un nuevo tubo de 200 kilómetros con el que podrá desviar su flujo desde el gasoducto del Magreb al de Medgaz y a la inversa.


La delicada situación geopolítica del norte de Africa a principios del siglo XXI fue el origen del proyecto del nuevo gasoducto submarino con el que Argelia quiso conectarse directamente con España y evitar así el paso por territorio marroquí. Por él transcurre ya el tubo del Magreb, que obliga al pago de un sustancioso peaje en forma de gas a Marruecos, que con el de Medgaz se ahorran tanto Argelia como España.


El accionariado actual de Medgaz está compuesto por Sonatrach, que atesora el 43%, Cepsa, 42% y Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) con el 15%. Esta última es la mayor compañía gasística española que transporta hasta  9.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año a través de los dos gasoductos en funcionamiento.


Cepsa está en manos, como filial española, de Mubadala, el fondo soberano de Abu Dabi y en las últimas juntas de accionistas se ha especulado con la posibilidad de que el fondo soberano quiera desprenderse del 42% que posee Cepsa por 500 millones de euros para que su participada española pueda reducir deuda. Naturgy y la propia Sonatrach tendrían derecho de tanteo para asumir esa parte del accionariado y dejar el capital social en manos de dos partícipes. Durante la crisis económica, los accionistas originales de Medgaz utilizaron sus participaciones para obtener liquidez. De esos inversores primigenios-Ibedrola, Endesa, Gaz de France, Cepsa y Sonatrach- solo permanecen en el tubo  submarino, cuyo negocio es el peaje, éstos dos últimos.


Los accionistas que desinvirtieron, sin embargo, han podido mantener el uso de la capacidad del tubo equivalente al de los paquetes accionariales que vendieron.

En los últimos años, la demanda de gas natural en Europa ha experimentado un fuerte crecimiento. España ha triplicado su consumo desde 1995, según datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.