Los encantos sacros de Almería al descubierto en una visita teatralizada

Los turistas han disfrutado de una manera diferente del sabor de la Semana Santa

Uno de los momentos de las explicaciones ofrecidas a los turistas.
Uno de los momentos de las explicaciones ofrecidas a los turistas. La Voz

Es posible que muchos viandantes se hayan preguntado hoy qué hacían esta mañana la hermana cofrade Doña Encarnación, el Costalero Francisco Costal, el Padre Tapia, el fisioterapeuta Luis Masajón, el policía local Vicente y el Señor Conejo juntos paseando por el centro histórico de Almería. La respuesta es fácil: enseñar la pasión gastronómica de la Semana Santa de la ciudad en una visita guiada teatralizada.

Una actividad organizada por el Área de Promoción de la Ciudad a la que han acudido medio centenar de turistas, los cuales han disfrutado con las explicaciones, la belleza del entorno y el humor de los actores que han servido como guías.

Una visión diferente
Partiendo de la Plaza Vieja, lugar de tránsito de las procesiones en la antigüedad, y con una visión diferente a la habitual, el viaje ha hecho parada, entre otros espacios, por la calle Descanso, nombre que se le da porque en ella se apoyaban los tronos para que los portadores descansaran; la Plaza de la Catedral, protagonista de la actual Semana Santa; y el Paseo de Almería, carrera oficial de la Semana de Pasión.

Por su parte, doña Encarnación es historia viva de la ciudad de Almería. Es la hermana cofrade más antigua de una hermandad, y el personaje principal que ha guiado un recorrido por el centro histórico, eje principal de las procesiones, contando la historia de la Semana Santa almeriense y sus hermandades, y jalonado con múltiples anécdotas. Junto a ella ha estado el policía local Vicente, que garantiza que las procesiones se desarrollen de forma ordenada, y a lo largo de la visita guiada teatralizada han aparecido el Padre Tapia, considerado un ilustre cronista de la ciudad; Francisco Costal, un costalero del Prendimiento; un fisioterapeuta que atenderá esta Semana Santa en el Centro Municipal del Costalero de la Plaza de la Constitución; y el señor Conejo, muy contento de que en Cuaresma no se pueda comer carne, especialmente con los gurullos.

Una experiencia para todas las personas, niños y mayores, que han participado en el recorrido organizado por el Ayuntamiento de Almería. Además, dado que es el año de la Capital Gastronómica Almería 2019, la visita teatralizada ha incluido explicaciones sobre un sabroso recetario tradicional de Cuaresma, como son los pestiños, torrijas, arroz con leche, y bacalao con habas, en boladillos, zaramandoña o en potaje. Razón de más por la que los turistas han disfrutado del recorrido, la teatralización, el sol de este día primaveral y del ambiente de Cuaresma que se respira en Almería, cuya Semana Santa este año estrena la Declaración de Interés Turístico Nacional.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.