Almería tiene la tasa más alta de extranjeros de España

La inmigración sigue creciendo en la provincia, mientras baja en otras

Un bar con terraza en Albox, donde concurren a diario gran número de extranjeros
Un bar con terraza en Albox, donde concurren a diario gran número de extranjeros La Voz

Lejos de disminuir aumentan; lejos de irse, llegan más. Almería no es tan tierra de paso, como se viene creyendo, para los trabajadores extranjeros, sino más bien fondo de saco. La crisis que principió hace una década tampoco acabó tanto con ellos en la provincia y tampoco regresaron tantos a su país de origen, a tenor de las últimas cifras facilitadas por la consultora AIS, en el ‘Retrato de la Inmigración en Andalucía’, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 


En la provincia residen, con datos de 2018, 139.759 extranjeros, frente a los 138.104 de 2015, lo cuál representa un crecimiento de 1.655 residentes extranjeros. Al contrario que en la comunidad andaluza, donde hay viviendo 621.396 extranjeros, 14.809 menos que hace tres años. Almería es la segunda provincia, tras Málaga (238.3129), en ciudadanos foráneos


A mucha distancia quedan otras provincias como Sevilla (65.294), capital de Andalucía, a la que Almería le saca una diferencia de más del doble de extranjeros. El resto que siguen son Granada (57.466), Cádiz (42.512), Huelva (42.286), Córdoba (20.601) y Jaén (15,126).  Casi una quinta parte de la población que reside en Almería, por tanto, es extranjera, lo que la sitúa en noveno lugar en el ránking nacional de provincias con más personas foráneas y en el primero en términos relativos, es decir en cuanto al peso con respecto al global de la población, en torno a 700.000 habitantes.


Entre los extranjeros que llegan a Almería hay que distinguir entre los que vienen a trabajar, atraídos sobre todo por la capacidad de absorber mano de obra que tienen los invernaderos, y los jubilados comunitarios -principalmente británicos- que se compran una casa o un cortijo rural, sobre todo en el Valle del Almanzora y en pueblos del Levante como Mojácar, Vera, Los Gallardos o Bédar


Por nacionalidades de origen, destacan los marroquíes con 49.608, Rumanía, 26.125, y Reino Unido, 14.512. Después, por contrataciones laborales siguen Senegal, Mali, Ecuador -donde sí se ha producido un pronunciado éxodo quedando ahora 4.521 ecuatorianos- Ghana, Rusia, Bulgaria, Gambia y Lituania.

La distribución por sexos indica una presencia más acusada en los hombres foráneo del 55% frente a las mujeres y los extranjeros no comunitarios representan el 61% del total, de los cuales, los marroquíes alcanzan el 38%. 


Frente al descenso de residentes ingleses en Andalucía, en torno a 12.500 menos, quizá por las repercusiones que puede tener el Brexit, en Almería, la cifra ha permanecido estable.


En 2018, los afiliados extranjeros experimentaron un mejor comportamiento que los españoles, con un crecimiento del 4%, frente al 3% de los oriundos.

El 60% de los afiliados lo están en el Sistema Especial Agrario; en el Régimen General solo el 30% y casi un 8% son autónomos. Los pertenecientes a la Unión Europea son mayoritarios en el Régimen General y en el Reta y los extracomunitarios en el Sistema Especial Agrario, el del Hogar y en el Régimen del Mar. 


Del total de contratos provinciales, más de un tercio se firma con extranjeros (tasa del 34%), lo que sitúa a Almería en la primera posición dentro de Andalucía y la cuarta del territorio nacional.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.