Vicasol proyectará en Berlín su potencial comercial y su liderazgo

La comercializadora se ha convertido en referente del tejido empresarial almeriense

Las empresas hortofrutícolas almerienses han asumido, sin proponérselo de forma específica, el reto de liderar el tejido económico almeriense, con notable influencia incluso más allá de los límites provinciales. Además de cuestiones meramente cuantitativas en lo económico, algunas de las primeras firmas de la agricultura almeriense, han sobrepasado su ámbito de influencia sectorial, para convertirse en referentes empresariales y sociales, sobre todo en el caso de las cooperativas, un modelo que fue esencial en el origen de la agricultura protegida almeriense y que en el  contexto actual, en el que se multiplican los retos y las nuevos escenario, está llamado a desempeñar un papel fundamental. De hecho, cuestiones esenciales de nuestro tiempo, como son el desarrollo tecnológico, el compromiso ambiental y la proyección exterior son ya elementos característicos propios de empresas con denominación de origen almeriense.


El paradigma de este fenómeno es Vicasol, que ha desarrollado su propio modelo de crecimiento, plasmado en la reciente puesta en marcha de Vicasol III, la nueva planta de producción que se ha convertido en una de las apuestas de futuro más sólidas de la agricultura bajo plástico de todo el sureste, lo que equivale a decir de toda España.


En una feria como Fruit Logistica, considerada como el mayor escaparate mundial del sector de las frutas y hortalizas en fresco, no solo se compran y se venden productos. También se “compran” valores  intangibles que influyen directamente en las marcas y en los productos.


Por mucho que las tensiones propias de un mercado tan dúctil y elástico como es el hortofrutícola sean determinantes los precios y las cantidades, las claves están también en aspectos cualitativos. Así, una mayor capacidad de afrontar encargos en cualquier época del año con absoluta garantía y perfectamente adaptados a las exigencias de la demanda se han convertido ya en claves de la comercialización hortofrutícola.


Estas tendencias, que están llamadas a ser aún más decisivas en el futuro inmediato según se desprende de un buen número de estudios y análisis, han sido esenciales en el proceso de crecimiento de Vicasol. Un proceso que no sólo ha desempeñado un papel esencial en la consolidación comercial de la cooperativa en el exterior sino que también ha ejercicio una poderosa influencia en la evolución de la masa social, que ha superado el millar de agricultores, si bien en este aspecto influyen de manera muy especial otros aspectos, como es la transparencia, la igualdad y la asistencia técnica.  En el caso de Vicasol el tamaño y el liderazgo sectorial no se han traducido en una pérdida de identidad cooperativa, sino que gracias a una mayor dimensión ha permitido reforzar este tipo de valores que diferencian ala economía social de otros modelos.


Edición tras edición  de Fruit Logistica, Vicasol ha viajado a Berlín con su identidad de empresa formada por agricultores y con el prestigio y la credibilidad de una organización basada en la excelencia en cada una de las fases del proceso que va desde el invernadero hasta el lineal.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería