Isaac Vilches Marín leyó un pregón a Prendimiento cargado de vivencias

Numerosos hermanos y representantes cofrades, institucionales y sociales asistieron al acto

Isaac Marín pronunciando su pregón junto al consiliario, la hermana mayor, presentador y mantenedor.
Isaac Marín pronunciando su pregón junto al consiliario, la hermana mayor, presentador y mantenedor. JA Barrios

“Si me permiten, les contaré mi historia. En esta historia vivo y viví sensaciones como la fe, el amor, la impotencia, la soledad, el compañerismo, la solidaridad y la empatía. En algún momento de este pregón aparecerán estas sensaciones y ustedes las entenderán”, con estas palabras el exhermano mayor de la Hermandad del Prendimiento, Isaac Vilches Marín, inició la lectura de su pregón con el que anunció el Miércoles Santo de la Cofradía del Prendimiento y que pronunció en la capilla del Sagrario, de la Catedral de la Encarnación, ante una nutrida presencia de cofrades y representantes institucionales, entre los que se encontraba la concejala Pilar Ortega.




Vilches, continuó respondiendo a la pregunta de muchos de los cofrades, “¿Cómo un barcelonés ha llegado a estar dónde yo me encuentro? Les cuento cómo surgió este amor tan profundo y para toda la vida. Desde mi nacimiento, la unión a esta tierra ha sido constante. Mi madre, almeriense, ha sabido inculcarme todos los valores, y lo más importante, respetar, amar y defender costumbres y tradiciones. Ella, por encima de todo, lo que amaba era a Almería y se sentía andaluza por los cuatro costados”. 





El pregonero, rememoró cuando su madre le contaba cómo eran los Jueves Santo con su abuela Josefinavelando al Santísimo Cristo de la Escucha, la devoción que le embriagaba con la Virgen de la Soledad y los Besapiés al Señor Cautivo de Medinaceli”.


Para Isaac Vilches, sus primeras vivencias cofrades se desarrollaron en el taller de su abuelo, en la calle Solís, con sus tíos. “Allí fue donde comenzaría, a vista y oídos míos, lo que sería Prendimiento... Entre tapicerías, rasos comencé a escuchar nombres que en el futuro formarían parte de nuestra historia”. 




En su lectura, el pregonero sugirió que “jamás debemos olvidar, para las generaciones que nos preceden, el esfuerzo incansable de tantas y tantas personas que han contribuido a ser lo que hoy es Prendimiento.... Jamás debéis, ni debemos olvidar, cómo hemos llegado hasta donde hoy nos encontramos, con humildad, trabajo y caridad”.




Isaac concluyó rememorando cómo descubrió, portando al Señor Cautivo, los sentimientos costaleros, el amor a la Virgen de la Merced o su devoción al Prendimiento, vistiendo por primera vez su túnica nazarena.

 

Temas relacionados
Catedral de Almería Isaac Vilches Cofradías Miércoles Santo Jueves Santo

para ti

en destaque