La almeriense Marta Bosquet ya es la segunda autoridad en Andalucía

Preside el Parlamento desde ayer con los votos de PP, Cs y Vox

Marta Bosquet, fotografiada ayer en el Parlamento.
Marta Bosquet, fotografiada ayer en el Parlamento. Europa Press

Marta Bosquet Aznar (Almería, 1969) ya es la segunda autoridad de Andalucía. La diputada autonómica de Ciudadanos por la circunscripción electoral de Almería fue elegida ayer presidenta del Parlmanento con los votos de su partido, el PP y Vox, formación de extrema derecha.


Bosquet salió elegida en primera votación, con 59 sufragios, frente a los 50 que obtuvo Inmaculada Nieto (Adelante Andalucía), respaldada por esta coalición de izquierdas y el PSOE.


De esta forma, Marta Bosquet se convierte en la segunda diputada autonómica almeriense en acceder a este cargo, ya que la socialista Fuensanta Coves Botella también presidió el Parlamento de Andalucía entre los años 2008 y 2012.

La parlamentaria de Ciudadanos tiene ante sí la responsabilidad de dirigir una cámara legislativa que nunca ha estado tan fragmentada como ahora, con cinco grupos parlamentarios resultantes de los comicios del pasado día 2 de diciembre.


De hecho, ayer ya tuvo su primer ‘encontronazo’ con los diputados autonómicos de Adelante Andalucía y su particular forma de prometer el cargo. Tampoco se quedaron atrás los de Vox. Todos juraron “por España”. Además, se tendrá que resolver en los próximos días el conflicto derivado de la ausencia de representantes de Adelante en la Mesa.




Fue consciente Marta Bosquet en su primer discurso de que su elección no ha sido respaldada por todos los grupos. “Esta presidencia no es fruto de la unanimidad, sino de la voluntad de la mayoría. Recojo este mandato con una lectura inequívoca de cuál deberá ser mi labor durante la legislatura que hoy comienza”, dijo textualmente.

Además de defender “el ejercicio de servicio público que representa la política”, la parlamentaria almeriense de Ciudadanos se presentó ante sus compañeros y el resto de la ciudadanía andaluza “como una servidora de servidores”.


Bosquet prometió ejercer “con diligencia” su labor para garantizar “el normal funcionamiento” de las tareas del Parlamento.


En otro apartado de su intervención, la presidenta del Parlamento en la undécima legislatura andaluza comprometió “mi esfuerzo, mi tenacidad, mi honestidad y mi voluntad de servicio a los andaluces”.

Marta Bosquet hizo otra promesa en su discurso: ayudar desde la Cámara andaluza “a combatir el daño que le hace a nuestro sistema democrático la desafección del ciudadano respecto a sus instituciones, tantas veces responsabilidad de quienes han fallado a los comportamientos que de ellos esperaba la ciudadanía”.


Ayer por la tarde, la parlamentaria almeriense regresó a su provincia para pasar el resto de las navidades después de días de intensas negociaciones entre Cs y PP.

 

Temas relacionados
Política Vox PP Marta Bosquet Andalucía PSOE Parlamento de Andalucía Inmaculada Nieto

para ti

en destaque