Vox consigue ocho de cada diez de sus votos en las zonas agrícolas

La formación ultra recaba votos en los 103 municipios

Afiliados y simpatizantes de Vox, este domingo celebrando los resultados
Afiliados y simpatizantes de Vox, este domingo celebrando los resultados Juan Sánchez

Si la irrupción del ‘fenómeno Vox’ en la política andaluza ha sido el gran titular de las elecciones autonómicas del 2-D, la contribución de la provincia de Almería a la “campanada” de esta formación de ultraderecha en el panorama electoral aparece en todos los análisis sobre este vuelco histórico. 


La provincia de Almería ha sido, dentro del contexto de las ocho andaluzas, la que porcentualmente más apoyo ha dado a la formación de ultraderecha, con cerca de un 17% de votantes. El reparto dentro de la geografía provincial no ha dejado ningún municipio en blanco, aunque el análisis pormenorizado de los datos pone en evidencia que el mayor respaldo se ha concentrado en un espacio geográfico y socioeconómico muy determinado. 


En tiempo récord
El salto de Vox en la provincia ha sido espectacular en un tiempo récord. Las siglas de la ultraderecha apenas cosecharon 944 votos (un 0,35%) en las elecciones andaluzas de hace cuatro años. Pero es que en las últimas generales de junio de 2016, el apoyo fue incluso menor, apenas 429 votos, el 0,14% de los electores almerienses, y un irrelevante séptimo puesto en el tablero político provincial. 


Y, sin embargo, menos de dos años después, Vox ha sumado en Almería ni más ni menos que 43.468 votos y se ha colocado como tercera fuerza política provincial, por detrás del PP -que pierde 30.000 votos y nueve puntos respecto a las anteriores andaluzas pero mantiene el liderazgo- y del PSOE- 22.000 votos menos y cinco puntos de caída-.


El apoyo electoral a Vox se ha extendido como una mancha de aceite por toda la provincia (como en el resto de Andalucía, por otra parte). Ni uno solo de los 103 municipios almerienses ha sido ajeno al fenómeno. En todos ellos Vox ha conseguido votos. Pero entre el único votante que ha cogido su papeleta en Almócita (0,95% de sus votantes) y los 11.835 que lo han hecho en Almería capital (el 15% del total de sufragios en la ciudad), el reparto ha sido desigual. 


El voto almeriense a Vox se ha concentrado fundamentalmente en dos áreas muy definidas: la comarca del Poniente, Almería ciudad, los municipios del cinturón metropolitano de la capital y Níjar. En todos ellos, el porcentaje de votos al partido ultra este domingo ha superado el 15%, y especialmente marcado ha sido en el Poniente -la gran comarca agrícola de la provincia y con altas tasas de población inmigrante- donde en la mayoría de municipios se ha movido entre el 20 y el 30%. 


El caso de El Ejido, el único lugar de toda Andalucía donde Vox ha sido primera fuerza política con 7.377 votos (en 2015 fueron solo 54 y en las generales de 2016 apenas 44), es el más paradigmático de todos. Un tercio de su electorado ha apoyado las siglas del partido de Santiago Abascal. Pero es que en Roquetas de Mar ha sido un 22% (6.661 votos, pisándole los talones al PP); en Vícar, feudo socialista, un 25%, en Adra casi un 20%, en La Mojonera un 22% y en Balanegra, también un 30%.


La zona del Campo de Níjar, otra gran zona agrícola de la provincia, se ha visto igualmente sacudida por el crecimiento electoral de Vox. Un 25% de su electorado (1.940 votos) han ido a parar a estas siglas en un término municipal donde el PSOE gobierna desde las últimas municipales y del que apenas le han separado 54 votos este domingo (aunque el PP ha sido la fuerza más votada). 


Bajo Andarax

La conexión del duro discurso de Vox sobre inmigración con la sociología de zonas agrícolas donde la presencia de extranjeros es muy elevada no explica tanto, por contra, los buenos resultados de la formación de ultraderecha en otras áreas de la provincia, como es el caso de los municipios del Bajo Andarax, el cinturón metropolitano de la capital. Ahí, el origen de la ‘pegada’ electoral de Vox en estas elecciones andaluzas habrá que buscarlo en otros elementos del discurso de ese partido. 


Lo que dicen las puras cifras al respecto es que en los municipios más cercanos a la capital (Huércal de Almería, Viator, Benahadux y Pechina), Vox ha cosechado un 15% o más de sufragios. Sobre todo en Huércal, el más poblado de todos esos municipios, con una población de 17.000 habitantes, donde los de Santiago Abascal han obtenido casi un 21% de apoyos electorales (1.417 electores) y se han colocado como segundo partido, a apenas 60 votos de distancia del PSOE. Aunque con menor población, en Viator Vox ha logrado un 17% de votos, en Benahadux un 18% y en Pechina un 15%. 


En conjunto, el partido revelación de estas elecciones andaluzas ha recabado casi 36.000 de los 43.000 votos que ha sumado en la provincia de Almería este pasado domingo en estas zonas de la provincia. O, lo que es lo mismo, ocho de cada diez de sus votantes almerienses se encuentran en la comarca del Poniente, Níjar, Almería capital o su zona de influencia. Pero, eso sí, en toda la provincia ha habido votos a Vox en mayor o menor cuantía. Aunque solo haya sido uno. 


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.