El desbarajuste climatológico regala a Almería un verano fresco

En lo que va de verano ni una noche sin dormir en la capital

El aire sahariano que entraba por Almería lo está haciendo por Italia y Grecia
El aire sahariano que entraba por Almería lo está haciendo por Italia y Grecia La Voz

El mundo al revés; cuando media Europa y la mitad norte del país están sufriendo uno de los veranos más calurosos del último siglo, los almerienses disfrutan de unas temperaturas inusualmente suaves para lo que suele ser habitual por estas latitudes.


Julio siempre pasó por ser el mes más caluroso del año y, sin embargo, hasta ayer las medidas de temperaturas están claramente por debajo de lo habitual. Se percibe durante el día, gracias a un régimen de brisas que tienen bajo control la elevación de temperaturas.


Dormir bien
Pero es especialmente durante las noches cuando esa percepción se acentúa. De hecho se puede decir que los almerienses no han perdido el sueño a causa del calor. Sólo un día, a mediados de la pasada semana, las temperaturas mínimas se situaban en el entorno de los 25 grados.


Desde que comenzara el verano, allá por el 21 de junio, los almerienses no se han visto obligados a dormir con temperaturas por encima del llamado ‘umbral del sueño’, situado en los 26 grados centígrados de mínima, con madrugadas en las que, en veranos anteriores, el termómetro llegaba a superar los treinta grados a primera hora de la madrugada.



Madrugada del 25
La pasada madrugada, la del 25 de julio, la mínima en la ciudad se quedó en los 21 grados centígrados lo que, según los analistas almerienses del clima integrados en el colectivo Cazatormentas, es “absolutamente inusual cuando estamos en los últimos días del mes de julio”.


Las razones hay que buscarlas en una situación atmosférica que se aleja de los patrones habituales: primero porque la predominancia del viento de poniente, la menor insolación y el alejamiento de los anticiclones (que se están situando más al norte de lo que es normal, moderan las temperaturas. Y en segundo lugar porque ese cambio hace que la temperatura del mar sea netamente inferior.


En condiciones normales durante el mes de julio la temperatura del mar se sitúa entre los 26 y los 28 grados, pero este año (este pasado martes, por ejemplo) esa temperatura no superaba los 21 grados. Como consecuencia las brisas que llegan desde el mar son notablemente más frescas  que las experimentadas durante las últimas décadas. Según explica José Miguel García, de Cazatormentas, “a lo largo de muchos años el tener la temperatura del mar entre los 25 y los 28 grados hacía que la brisa llegara sofocante, provocando tres meses inaguantables de noches tropicales.


¿Hasta cuando?
Es la pregunta del millón ante la que los analistas climáticos indican que los modelos estacionales siguen registrando anomalías negativas hasta, como mínimo, primeros de agosto, según explica Eduardo Romay, que añade que a partir de ahí “veremos cómo evoluciona, pero no sería raro que se prolongara porque cuando la atmósfera toma una inercia puede durar meses”.


Para José Miguel García la respuesta a cómo será el resto del verano no es segura pero, a partir de los patrones atmosféricos, la ambiente fresco, con la aparición de días de calor, sobre todo con la presencia de vientos de levante, puede mantenerse aún durante varias semanas.


Apuntan, por último, que de seguir los actuales patrones, “podríamos tener un otoño especialmente tormentoso, puede que con episodios de lluvias torrenciales”.


Almería y Europa
El ‘desbarajuste’ del clima tiene un culpable en el caso de Europa: el jet polar que está mucho más bajo de lo normal y estirado hacia el sureste, haciendo que la barrera para el calor sahariano se desplace más al este enviando sus altas temperaturas por Argelia hacia Italia y Grecia, un país que está ardiendo en llamas literalmente durante estos últimos días.


Pero el caos es global: Japón sufre lluvias torrenciales inauditas de más de 1.000 litros por metro cuadrado, seguido por una ola de calor que ha causado muertes. Escandinavia una ola de calor que no se recuerda y asediada por incendios; EEUU espera fuertes tormentas y Europa olas de calor desconocidas

 

Temas relacionados
Ola de calor Verano Incendios El tiempo Lluvias

para ti

en destaque