Unión de fuerzas para que la Ruta de la Tapa sea de Interés Turístico

En abril se presentará la memoria en la Junta de Andalucía solicitando esta distinción

El presidente de Ashal, Diego García, junto a la concejala de Promoción de la Ciudad, Carlona Lafita en FITUR.
El presidente de Ashal, Diego García, junto a la concejala de Promoción de la Ciudad, Carlona Lafita en FITUR.
Lola González 02:00 • 11 feb. 2018

Entender la gastronomía de Almería sin la calidad de sus productos, principalmente los derivados de la horticultura y de la pesca, sería imposible. Pero bien es cierto que si hay algo arraigado en la cocina almeriense, y que es sin duda uno de sus grandes atractivos turísticos, son las tapas de forma variada, gratuita y cada vez más elaboradas, se sirven como complemento a la consumición a modo de pequeños platos en algunos casos de alta cocina. Teniendo en cuenta que el gran éxito de la ciudad a nivel gastronómico es precisamente esta importante tradición de la tapa, tanto el Ayuntamiento como la Asociación de Hosteleros de Almería (Ashal) se han puesto manos a la obra para que ésta logre ser reconocida a través de la Ruta de la Tapa como de Interés Turístico Nacional de Andalucía y favorecer así el trabajo que se está realizando para la consecución de la Capitalidad Gastronómica 2019.


De momento para conseguir este reconocimiento se están dando los primeros pasos. El primero de ellos fue la aprobación por unanimidad y como moción institucional en el pasado Pleno de la solicitud a la Junta de Andalucía de este reconocimiento. A partir de esta aprobación el siguiente paso se desarrollará en breves días con la firma de un convenio entre el Consistorio y Ashal a través del cual se trabajará de forma conjunta para la elaboración de la memoria técnica que tiene que remitirse a la administración andaluza para conseguir este distintivo.


Financiación
Explica la concejal de Promoción de la Ciudad, Carolina Lafita, que desde el ente municipal “se va a proceder a financiar la asesoría técnica que utilizando los datos que ya tiene Ashal y con la elaboración de sus propios estudios, redacte el informe que nos permita conseguir el reconocimiento”. Lafita se muestra muy esperanzada en que pueda ser una realidad ya que “contamos con el apoyo de todos los grupos políticos y el trabajo estaba ya muy avanzado por parte de los hosteleros al presentar la anterior solicitud”. Y es que no es la primera vez que Almería intenta conseguir un reconocimiento para sus tapas. En el año 2016 ya se presentó una solicitud y una memoria por parte de Ashal para conseguir este distintivo, pero finalmente no fue aceptada alegando la necesidad de una memoria más completa y detallada de la situación. Por eso en esta ocasión se apuesta por la contratación de una consultora para intentar que la memoria cumpla con todos los requisitos exigidos por parte de la Junta de Andalucía.


Trabajo
En estos momentos la empresa consultora ya está trabajando en ese informe de solicitud. Según explica la edil de Promoción de la Ciudad, ya se han conseguido varias cartas de adhesión a esta solicitud de cocineros y especialistas en gastronomía, tal es el caso de representantes de la Academia Andaluza de la Gastronomía, restaurantes, etc.
Además, están preparando la elaboración de varias mesas de trabajo con presencia del sector hostelero y turístico de las que se podrá evaluar en realidad la repercursión que tiene para el turismo almeriense la existencia de estos mini platos que son la joya de la corona de los bares de la ciudad. Cabe recordar que éste será el segundo intento que se realiza desde Almería para conseguir el distintivo de Interés Turístico Nacional de Andalucía para las tapas almerienses. El primero se realizaba en el año 2016 también con el trabajo conjunto entre el Ayuntamiento y Ashal, aunque con la voz cantante de los hosteleros, y siempre se han basado en que las tapas forman parte de nuestra oferta turística y de hecho tienen importancia para dar fuerza a nuestra promoción, porque se trata de un elemento diferenciador, capaz de convertirse en sí mismas en un atractivo para los visitantes.




Proceso
Si la petición se cursaba en enero, era en el mes de julio cuando desde la Consejería de Turismo se le ‘daban calabazas’ al proyecto presentado por “defecto de forma” y desde entonces hasta ahora el volver a intentarlo siempre se ha mantenido sobre la mesa de los hosteleros aunque eran conscientes de que les faltaba personal para poder dedicarlo al proyecto.  Con este nuevo impulso se renuevan las ilusiones para este sector de la ciudad que vería como el trabajo que de forma histórica se ha desarrollado en la capital almeriense con las tapas como pequeñas obras de arte culinarias, tienen un reconocimiento más allá del boca a boca.



Temas relacionados

para ti

en destaque