Un acto enfrenta a vecinos y homosexuales

La asociación de vecinos Mediterráneo-Oliveros niega `homofobia` en la no cesión del espacio a la asociación Lantia

El presidente de la asociación de vecinos con dos miembros de la Junta Directiva.
El presidente de la asociación de vecinos con dos miembros de la Junta Directiva.

La historia que sigue comenzó a mediados de mes. Una asociación llamada “Lantia”, que defiende los derechos de los homosexuales se puso en contacto con el presidente de la asociación de vecinos Mediterráneo-Oliveros y le preguntó por la disponibilidad del local para celebrar un acto ayer, día 27. “Se nos dijo que era de convivencia de razas. No pusimos ningún problema, por supuesto”, contaba ayer José Luis Friebel, que preside desde hace años la asociación vecinal. 


Pocos días después, desde Lantia volvieron a comunicarse con Friebel. En una serie de mensajes de WhatsApp, se le preguntó por la distribución de la sala y se le dijo al presidente de la asociación de vecinos que habían metido, por debajo de la puerta del local, un cartel con el contenido de la charla. “La verdad es que me sentí un poco engañado. Porque nos dijeron que era para hablar de la convivencia de razas y nos encontramos con un tema que no tenía nada que ver. Les dije que lo tenía que hablar con la Junta Directiva de la asociación para tomar una decisión al respecto”, explicó Friebel a este periódico, que mostró los mensajes intercambiados con el responsable de Lantia. 


“Necesitamos que nos digan si nos van a dejar ya [el local]. No podemos esperar al lunes. Porque esto es claramente un caso de homofobia”, se lee en uno de los WhatsApp enviados por la asociación a Friebel. 


“Lo que usted quiera”, responde éste, a lo que desde Lantia se replica: “Pues nada. Tomaremos las medidas oportunas”. El presidente de la asociación de vecinos Mediterráneo-Oliveros contesta con el siguiente mensaje: “No me gustan las amenazas, pienso que ha sido un malentendido y el lunes a primera hora hablaré con la Junta Directiva para decidir lo que hacemos. Personalmente, no me preocupa en absoluto.  Solo necesito que me digáis el horario para ver si encuentro una persona que os abra y cierre el local”. 




Tras este intercambio de mensajes, desde Lantia se llamó a la concejala de IU Amalia Román quien, a su vez, telefonea a la concejala Rafaela Abad, responsable de Movimientos Vecinales en el ayuntamiento de Almería, que llama a Friebel pidiéndole que “arregle” el asunto. 


“Lo siguiente que le dije al de Lantia es que no se preocupara mucho, dando por hecho que  no habría problema para dejarles el local. El siguiente mensaje que recibí fue que habían decidido cambiar el emplazamiento de la actividad al Museo Arqueológico. Y tras eso, una versión de los hechos que no tenía nada que ver con la realidad de lo que pasó”, se quejaba ayer el presidente de la asociación vecinal, afectado todavía por lo que considera una “polémica estéril e infundada”. “Nunca ha habido ningún tipo de homofobia. Pero contar las cosas como no son es, simplemente, un falso orgullo gay”. 



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/132071/un-acto-enfrenta-a-vecinos-y-homosexuales

 

Temas relacionados
Día del orgullo Vecinos Whatsapp Arqueología Asociaciones Oliveros

para ti

en destaque