Las Sirenas Voladoras, una ruta por el Cabo de Gata para grandes y pequeños

Actividad gratuita el domingo 23 de febrero

El Parque Natural Cabo de Gata Níjar, ofrece numerosas posibilidades para disfrutarlo en familia
El Parque Natural Cabo de Gata Níjar, ofrece numerosas posibilidades para disfrutarlo en familia La Voz

La Asociación de Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar organiza la Ruta Las Sirenas Voladoras, el domingo 23 de febrero, con la singularidad de estar abierta a la participación tanto para ruteros con ganas de caminar, como para quienes no deseen o no puedan caminar mucho o vayan acompañados de niños y niñas.


El punto de encuentro es el Faro de Cabo de Gata a las 11:00 de la mañana y se recomienda llevar calzado cómodo, agua y algo para picar.


Ruta larga

- Nivel de dificultad: medio * (medio-bajo)


- Distancia a recorrer: 13 kilómetros.


- Tipo de ruta: lineal (de ida y vuelta). Se caminará por senderos, un poco de asfalto y pista firme de tierra. La principal dificultad será la subida a la Vela Blanca.


- Altitud máxima: 241 metros . Desnivel subiendo y bajando: 385 metros.


- Recorrido: Arrecife de las Sirenas, Punta Baja, Cala Arena, Cala Don Manuel, Cala Rajá, Torre de la Vela Blanca, Punta Negra, Punta Colorada, Punta Redonda y Cala de la Media Luna (dejando a un lado Cala Carbón y Cala Chicré)

Ruta corta

Esta ruta es más fácil y corta,  para los que quieran asistir con niños, o bien no deseen andar mucho. En ésta iremos juntos hasta Cala Rajá. Allí os quedaréis disfrutando de una cala muy bonita el rato que queráis. Más tarde regresaréis hasta el Faro cerca del mediodía. Serán unos 5,5 Km el total de ese recorrido.


Al tener un número limitado de plazas hay que reservar previamente, indicando si os apuntáis a la ruta corta o larga, nº de personas y nombres. La forma de hacerlo es por estos medios:

* Tf /sms/ WhatsApp: 659 821 290 (Julián) . e-mail: juverasan@yahoo.es


Ruta de las Sirenas Voladoras

Mi nombre es María, un águila perdicera que vive en la Sierra de Cabo de Gata, cerca de la Torre de la Vela Blanca. En una ocasión mi abuela me contó que hace años solían venir a unas rocas que hay junto al faro unas sirenas de enorme belleza. Ella sabía cuando estaban porque el viento le traía a sus oídos una suave y dulce melodía. A ellas les gustaba cantar con el rumor de las olas. A ese lugar le pusieron "El Arrecife de las Sirenas". Un buen día que estaba sobrevolando la zona que va de la Torre de la Vela Blanca a la Cala de la Media Luna se quedó sorprendida cuando observó como se le acercaban varias de esas sirenas a saludarle. ¡Qué sorpresa! ¡Podían volar!. Muchas mañanas, al amanecer, planeaban juntas a merced del viento. Les gustaba el lugar porque así podían disfrutar de la visión de una franja costera preciosa. Nosotros, este domingo 23  de febrero, podremos también andar por ese camino, tal vez como águilas, o quizás como sirenas voladoras. Pero lo que sí es cierto es que volaremos a ese mundo de fantasía que se hará real en la tierra.



 

más leídas

últimas de Pequealmería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería