Guardería o canguro en casa, cómo elegir lo mejor para los niños

Conoce la mejor opción para los niños según la opinión de los expertos y diversos estudios científicos

Guardería o canguro en casa, cómo elegir lo mejor para los niños
  • Guardería o canguro en casa, la mejor opción deberá ajustarse a las necesidades de cada familia
  • Redacción
  • 13:42
  • 03.05.2017

 Guardería o canguro a domicilio, pros y contras


¿Necesitan los niños ir a la guardería para socializarse? ¿Le llevo a una escuela infantil o busco una canguro para que le cuide en casa? Es el eterno dilema para aquellas mamás que tienen que incorporarse al trabajo tras la baja de maternidad. Son muchas las opiniones de los expertos al respecto, pero ninguno parece ponerse de acuerdo en cuál de las dos alternativas es la mejor. En cualquier caso, la mejor opción para los padres debe ser aquella que se adapte a las necesidades de cada familia.


Preguntas al elegir guardería o canguro en casa


Son muchas las preguntas que asaltan a los padres cuando llega el momento de conciliar vida familiar y laboral. Los factores que hay que tener en cuenta para elegir una escuela infantil o una canguro a domicilio son:


-          ¿Cómo podrá socializarse con otros niños si le cuida alguien en casa?


-          ¿Tendrá el bebé el mismo desarrollo cognitivo con una canguro que en una guardería?


-          ¿Aprenderá al mismo ritmo?


-          ¿Tiene mayor riesgo de coger virus en una guardería que en casa con una cuidadora?


Contestamos a cada una de las preguntas, según la opinión de los expertos y diversos estudios científicos.


¿Es fundamental que vaya a una guardería para socializarse?


Según un reciente estudio de NICHD Early Child Care Research Network, la edad en la que un niño empieza en la guardería o en la escuela infantil no tiene relación con el desarrollo socioemocional del niño. Por lo tanto, la respuesta a la eterna pregunta es un no.


Si el niño se cría en el ambiente familiar, tendrá la estimulación necesaria durante los primeros años de vida para desarrollarse de forma saludable, tanto emocional como socialmente.


El desarrollo evolutivo del bebé es el mismo ya que las habilidades sociales se adquieren por edades, igual que el lenguaje o el control de esfínteres. Un niño de un año no sabrá gestionar el que le quite otro niño un juguete, vaya o no a una guardería. El desarrollo de los niños no va a ser más rápido por el hecho de que esté con otros niños de su misma edad.


 


¿Hay más riesgos de coger virus en una guardería que con una canguro en casa?


La Asociación Española de Pediatría aconseja que los niños no vayan a la guardería hasta los dos años, principalmente debido a su sistema inmunológico, ya que no está todavía lo suficientemente desarrollado para afrontar la multitud de virus con los que lidian en la escuela infantil y guardería.


En países como Alemania, sólo el 6% de los niños menores de 3 años acude a guarderías o escuelas infantiles. Aunque tampoco ayuda el periodo de baja de maternidad que se contempla en España, uno de los más bajos de la Unión Europea.  En países como Suecia las madres disfrutan de un año y medio para atender a sus hijos, en contraste con los 4 meses de las mamás españolas. 


¿Aprenderá al mismo ritmo en una guardería que si le dejo con una canguro en casa?


El reputado pediatra y escritor catalán, Carlos González, se ha convertido en un referente para todos aquellos padres que deciden prescindir de guardería y optar por otras alternativas. “Si partiéramos de las necesidades del niño, tendríamos tres bebés por cuidador, cuidadores que tendrían que estar muy bien preparados y pagados”, asegura.


Si se opta por una canguro en casa, el niño no estará todo el día encerrado en el domicilio familiar y el cuidado será individualizado. Aprenderá cómo es el mundo exterior, es importante precisar a la cuidadora que acuda al parque a diario, siempre que el tiempo acompañe, que las salidas a la calle sean frecuentes, así entrará en contacto no sólo con otros niños, sino con adultos y todo tipo de estímulos.


Según un estudio del National Institute of Child Health & Human Development (Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano) de los EEUU, los niños que han ido a la guardería cuentan con más vocabulario, pero también con más agresividad, impulsividad y son menos cooperativos.


 


Factores a tener en cuenta si elegimos una guardería


·         Número de niños por aula


·         Número de cuidadores por aula, consulta si la encargada de la clase cuenta con personal de apoyo


·         Tipo de cuidados que ofrecerán a tu hijo


·         Comprobar su cuenta con todas las medidas de seguridad


·         Ver si tienen espacio al aire libre para jugar


·         Conoce al personal que se ocupará del cuidado de tu hijo, asegúrate de que cuentan con experiencia y formación adecuada


·         Asegúrate de que la guardería tiene todos los papeles en regla. Las escuelas infantiles tienen que contar con las máximas garantías de higiene, seguridad y cumplir con la normativa de cada Comunidad Autónoma.


Consejos para elegir una canguro en casa


·         Es necesario ser exigente en el proceso de selección


·         Realizar entrevistas personales en el domicilio familiar y procurar que el niño esté presente en algún momento de la entrevista para saber si la canguro conecta con tu hijo


·         La canguro debe tener la experiencia y formación necesaria. Si cuenta con estudios o cursos relacionados con el sector, pídele la titulación para comprobarlo.


·         Comprobar las referencias de familias con las que haya trabajado anteriormente, tanto telefónicamente como por escrito a través del documento de vida laboral


Conclusión, ¿cuál es la mejor opción? ¿Guardería o canguro en casa?


Se ha demostrado científicamente que los primeros años de vida del bebé son fundamentales en su desarrollo social y emocional. Es imprescindible que para que esta etapa sea adecuada cuente con una cuidadora o canguro positiva, amable, cariñosa y que establezca un vínculo afectivo que favorezca su desarrollo.


Lo ideal es que sea la madre, el padre o cualquier familiar quien cuide del bebé, pero esto no es siempre posible, la conciliación es tarea difícil en España. Una guardería de calidad con una ratio baja por aula y profesionales con experiencia supondrá un desarrollo positivo para tu hijo.


La opción de una canguro en casa te permitirá una mayor libertad en cuestión de horarios, disponibilidad y un cuidado más personalizado, sin que el desarrollo emocional y social del niño se vea perjudicado.


La última decisión siempre queda en manos de los padres, quienes tendrán que evaluar toda la información relevante para tomar la mejor decisión, que se ajuste a las necesidades familiares.


 


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR