15 consejos para encontrar a una buena niñera y evitar sorpresas

Te ofrecemos algunas pautas que garanticen el éxito en tu selección

15 consejos para encontrar a una buena niñera y evitar sorpresas
  • 15 Consejos para encontrar a una buena niñera y evitar sorpresas
  • Redacción
  • 20:42
  • 25.08.2016

Terminan las vacaciones y llega el momento en el que los padres deben volver al trabajo. ¿Guardería o canguro en casa? No es fácil encontrar a  la Mary Poppins con la que sueñan muchas madres, pero una niñera a domicilio puede suponer una solución muy flexible en lo relativo a horarios laborales de los progenitores y necesidades específicas de cada niño.


Son muchas las dudas y la incertidumbre a la hora de seleccionar a una niñera. Una vez que se decide dar este paso, los temores de las madres (y por qué no decirlo, también de los padres) son más que comprensibles. Sin embargo, hay algunos consejos a seguir para ahorrar tiempo, preocupaciones y tomar una decisión acertada para elegir a una profesional que cuide de los niños.


 1.- El boca a boca es una de las cosas que más confianza da a las madres: ¿qué mayor tranquilidad para un padre que escuchar "esa chica es estupenda con los niños, la adoran, es seria, responsable…"? Pregunte en su barrio, a sus vecinos, amigos y familiares.


2.- Cuando esta opción no es viable existe una vía alternativa, las referencias también se pueden encontrar online, un ejemplo de ello son páginas web como Quierocanguro.es, que pone en contacto a las familias con las niñeras disponibles en la zona gracias a un dispositivo de geolocalización, que permite buscar canguro en el mismo barrio o distrito. Se puede consultar el perfil de las posibles candidatas en el que describen cuál es su experiencia al cuidado de niños y las referencias que pueden aportar en caso de una entrevista. Consultar listados de profesionales como el que ofrece esta aplicación puede ser un buen punto de partida para comenzar la selección.


3.- Siempre es aconsejable seleccionar a 2 o 3 posibles candidatas para el cuidado del niño y realizar una entrevista con ellas en persona, a ser posible en el domicilio familiar.


4.- Las entrevistas preferiblemente deben ser realizadas por la madre, el padre o ambos (para contar con dos opiniones). Es importante que en algún momento los pequeños de la casa puedan conocer a la posible niñera, de esta forma se puede comprobar cómo los niños interactúan con la canguro durante la entrevista.


5.- La primera impresión, “el feeling” que se tenga con la posible cuidadora es muy importante. Hay que tener en cuenta ese “sexto sentido” de las madres, también si ha existido conexión con el niño y cuál ha sido la reacción de ambos al conocerse.


6.- Es fundamental, así que no está de más recordar que siempre se debe pedir toda la información necesaria acerca de su experiencia. No sólo referencias sino que detalle y describa sus trabajos anteriores, edades de los niños con los que ha trabajado, duración de empleos previos, cuál es su concepto de educación.


7.- Otro punto a tener en cuenta es centrar parte de la entrevista en cuestiones específicas relacionadas con la edad del niño que va a cuidar: ¿sabe cómo cambiar pañales? ¿Puede cocinar para el pequeño? ¿Qué formación tiene con niños de la misma edad?


8.- Ya sabemos que el bilingüismo se está introduciendo poco a poco en la mayoría de los colegios españoles. Se puede valorar la posibilidad de contratar a una canguro que hable otros idiomas, si la profesional habla inglés podemos contar con una ventaja añadida en nuestra elección.


9.- Antes de comenzar cualquier proceso de selección, es importante tener una idea muy clara de cuáles son las necesidades de la familia. Hay que contemplar algunas cuestiones como si la niñera se encargará también de hacer la compra, cocinar, desarrollar o no tareas de limpieza y valorar si todas estas cuestiones son compatibles con el cuidado y la edad del niño. No todas las canguros se ofrecen para realizar estas tareas.


10.- La cuestión logística es otro de los aspectos a tener en cuenta. La búsqueda de una canguro en la misma zona facilita este punto pero si finalmente se opta por una profesional que no viva cerca, hay que valorar el tiempo que tardará en llegar a nuestro domicilio, si hay buena conexión de transporte público o si nosotros mismos podemos recogerla en coche.


11.- Si la necesidad de los padres gira en torno a una persona que se encargue del cuidado del niño cuando sale del colegio, hay que contemplar si la niñera puede ayudar con los deberes en casa. La formación de la que disponga la persona seleccionada será un factor a tener en cuenta en estos casos.


12.- Valorar si la canguro tiene conocimientos sobre primeros auxilios, o preguntarle en la entrevista qué haría en caso de emergencia, atragantamiento o posible accidente en la calle o en el domicilio familiar.


13.- Para evitar malos entendidos es conveniente hablar del sueldo que recibirá mensualmente. Hay que especificar si la remuneración variará en caso de permanecer al cuidado del niño por la noche o en fines de semana, si las comidas están incluidas y dejar claras las condiciones de contratación desde un primer momento.


14.- Una vez hecha la elección, se puede establecer un periodo de prueba. Durante este tiempo, no estará de más la presencia de uno de los dos padres, un abuelo o una persona muy próxima a la familia, para que a medida que ganemos confianza en la canguro, ésta pueda pasar cada vez más tiempo con el niño a solas.


15.- Hay veces que no hacemos caso a nuestro instinto, pero si surgen ciertas dudas con la niñera que trabaja en casa o los niños comienzan a comportarse de forma inusual, comience a pensar en una nueva solución. Buscar a través de páginas web como Quierocanguro puede acelerar el proceso de búsqueda de una niñera que se corresponda realmente con sus necesidades.


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR