Por qué cenar ligero y temprano es mejor para la salud

María Giménez, la nutricionista de cabecera, lo explica

La cena es preferible hacerla ligera y temprano
La cena es preferible hacerla ligera y temprano La Voz

El verano es la época de más descontrol alimenticio. Salimos más, realizamos las comidas más a destiempo, en definitiva, nos despreocupamos más por las rutinas horarias que durante el resto del año tenemos, en gran parte por el trabajo. Un error que cometemos muy frecuentemente, es acostarnos recién cenados o hacer cenas muy pesadas. María Giménez, nuestra nutricionista de cabecera, nos explica por qué es mucho mejor cenar más ligero y temprano. 


El primer motivo es porque por las noches, el cuerpo segrega la melatonina, que es la hormona el sueño, y esta melatonina interfiere con la glucosa por lo que los carbohidratos los vamos a metabolizar peor. Por ello, es preferible cenar antes, para que a nuestro cuerpo le de tiempo a metabolizar los carbohidratos antes de que comience a segregar la melatonina


Lo segundo, y relacionado con lo anterior, es que cenar tarde disminuye la oxidación de grasas y la termogénesis, que es el gasto calórico empleado en hacer la digestión, por lo que podemos notarnos más pesados de lo normal. 


Y lo tercero es que durante la digestión aumentamos la temperatura corporal y esto dificulta el sueño y la reparación del organismo. Por eso, al estar haciendo la digestión, podemos levantarnos más cansados al día siguiente.



Por tanto, hay que cenar mínimo dos o tres horas antes de irnos a la cama y hacer cenas ligeras


Este ha sido el consejo del jueves de la nutricionista María Giménez, en su espacio diario, patrocinado por Lonjafresh, en el programa de 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser Almería. Con ello pretende dar a conocer diferentes sencillos hábitos que la gente puede hacer para llevar una alimentación más saludable y más en la época veraniega, en la que por el calor y las salidas más frecuentes, tendemos a empeorar nuestros hábitos.


Ayer nos enseñaba los beneficios de comer pescado blanco. Días atrás nos explicó qué comidas saludables podíamos llevarnos cuando queramos comer en la playa, los 2 mitos falsos y más extendidos a la hora de perder peso. La semana pasada anterior también nos enseñó los errores más comunes a la hora de perder grasa y los beneficios de comer alimentos como el pulpo, los calamares o la sepia, algunas opciones para no excederse en los bufés libres de los hoteles, la gamba como el otro gran alimento saludable típico del verano y por último, nos enseñaba algunos trucos para reforzar nuestro sistema inmunitario. 

 

Temas relacionados
Cadena SER Alimentación

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque