Vera

Vera y Lorca, ciudades hermanas desde hace 450 años

El municipio celebra, en el contexto del 450 aniversario del asedio, su hermanamiento con Lorca

Autoridades y participantes en la recreación en Vera.
Autoridades y participantes en la recreación en Vera. La Voz

Vera se ha propuesto sumergirse en su historia. Lo veíamos recientemente con el aniversario de la destrucción de la antigua Bayra, ciudad antecesora de Vera que fue asolada por un terremoto en 1518, y con iniciativas como el taller de costura histórica, que tiene como objetivo recrear la entrega de las llaves de la ciudad.


Este año, además, se cumplen 450 años del asedio que la ciudad vivió durante la Guerra de las Alpujarras, aniversario que también ha traído numerosos actos de conmemoración y recuerdo.


Salvadores
Entre ellos destaca la confirmación del hermanamiento del municipio con la ciudad murciana de Lorca el pasado 20 de noviembre, un acto en el que se revalida una relación institucional que lleva vigente más tres décadas y que conmemora la ayuda prestada durante la contienda por las tropas lorquinas, que fueron las que rompieron el asedio que Aben Humeya, el famoso líder morisco de la Guerra de las Alpujarras, había impuesto en 1569 sobre la entonces ciudad de Vera.


El evento es sumamente importante desde el punto de vista histórico, puesto que el cerco no solo estuvo a punto de arrasar la ciudad, sino de inclinar la balanza de la guerra en favor del bando musulmán, ya que su conquista hubiera supuesto el establecimiento de una cabeza de playa que podría haber sido utilizada por la armada otomana para invadir la península. Sin embargo, no fue hasta 1988, durante la celebración del V Centenario de las Capitulaciones de Vera, cuando los Ayuntamientos de ambas ciudades formalizaron su hermanamiento institucional, reforzando de esta manera los tradicionales vínculos históricos que a raíz de este hecho han unido a sus pueblos. El acto de confirmación del hermanamiento tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Vera y estuvo presidido por los alcaldes de ambas localidades, el veratense José Carmelo Jorge Blanco y el lorquino Diego José Mateos, y contó la presencia de miembros de las Corporaciones Municipales de ambos municipios.


Asimismo, tras el acto tuvo lugar una recreación de la defensa de Vera y un desfile de tropas moras y cristianas a cargo del grupo de recreación histórica de Padules y la Federación San Clemente de Lorca, que hizo las delicias del abundante público reunido en la Plaza Mayor y en la Plaza la Verja del municipio.