Cuevas del Almanzora

En busca de los tesoros perdidos del Dreambeach

Una vez finalizado el Dreambeach hay quien aprovecha para buscar restos en la zona

Amanece en la playa de Villaricos y después de cinco días intensos de festival es hora de volver a la realidad. Los vecinos más tempraneros pasean por la inmediaciones del Dreambeach para observar el desmontaje de los escenarios. Mientras, los hay también que buscan entre los escombros los objetos olvidados por los ‘dreamers’. Varias personas merodeaban esta misma mañana de lunes en busca de pertenencias o residuos aprovechables que los asistentes al multitudinario festival han dejado en la zona o bien olvidado.


A escasos metros, en la playa, se escucha el zumbido de un objeto metálico. Un individuo se divisa entre una humareda de polvo portando un detector de metales. A pesar de la insistencia, el viandante no consigue desenterrar ningún tesoro oculto de entre los granos de arena.


Lo que sí dejaron los casi 160.000 asistentes del Dreambeach fue residuos. La zona del camping acabó siendo un vertedero de basura, aunque este lunes no quedaba prácticamente ni rastro de los desechos, si bien es igual de cierto que los vecinos han denunciado durante los días del festival la acumulación de restos en la playa.