Hola , envíanos tu receta
  • FORMULARIO DE ENVíO
  • LA VOZ DE ALMERÍA, S.L.U., RADIO SABINAL, S.A. y COMERCIALIZACIÓN DE MEDIOS 2000, S.A.U. son los responsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.
  • NECESITAMOS TU CONSENTIMIENTO PARA
    (aunque si no aceptas podrás registrarte igualmente)
  • * Campos obligatorios
    La Voz de Almería se reserva el derecho de resumir las recetas y de publicar aquellas que considere oportuno.

almeriense

Roscos fritos de Dalías

  • Ana Ruiz Villegas
  • ·
  • Dificultad Media
  • ·
  • Comensales 9

Ingredientes
INGREDIENTES 6 huevos 1 sobre de levadura Royal 3 gaseosas (sobrecitos gasificantes) en mi casa "El Tigre" 1/2 vasito de anís el zumo de 1 naranja ralladura de un limón ralladura de una naranja 1kg. 1/4 de harina Para freir: 1 litro de aceite de girasol canela y azúcar para rebozar (también se pueden rebozar con azúcar glass)

Preparación

Vamos echando todos los líquidos a un bol amplio y batiendo con unas varillas, añadimos las ralladuras de naranja y limón. Añadimos el azúcar que corresponda Añadimos la harina tamizada con la levadura y los sobres de gaseosa. Empezamos a agregar harina poco a poco y removiendo la masa, llegará un punto que tendremos que dejar de hacerlo con la varilla y seguir con un tenedor o cuchara.

Dejamos la masa reposar un ratito, mientras preparamos el azúcar con la canela para rebozar.

Ponemos un bol con aceite para humedecer la mesa o la encimera donde vamos a colocar los roscos una vez formados con la masa y para humedecernos las manos para que no se nos peguen al hacerlo Comenzamos a coger bolas de masa y darles forma de rosco y los vamos colocando en la mesa húmeda de aceite. Cuando estén hechos, les damos unos cortes por encima o por el lateral para que se hinchen.

Calentamos la mitad del aceite de girasol a fuego medio, en una sartén honda y amplia, y comenzamos a echar los roscos, les vamos dando la vuelta para que se vayan poniendo dorados poco a poco y ajustamos la temperatura del aceite. Añadimos más aceite a medida que lo vamos necesitando, los roscos deben estar siempre flotando en el aceite.

Si utilizamos aceite de oliva, éste se tornará oscuro rápidamente, y tendremos que utilizar el doble de cantidad que el de girasol o de semillas.

Una vez fritos, los vamos echando a un platito que tendremos con azúcar y canela y los rebozamos en ella y poniendo en una bandeja para que se enfríen.

El azúcar se irá mojando del aceite que sueltan los roscos, así que es conveniente poner una pequeña cantidad e ir echando poco a poco más azúcar limpio a medida que lo necesitamos.