Hola , envíanos tu receta
  • FORMULARIO DE ENVíO
  • LA VOZ DE ALMERÍA, S.L.U., RADIO SABINAL, S.A. y COMERCIALIZACIÓN DE MEDIOS 2000, S.A.U. son los responsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.
  • NECESITAMOS TU CONSENTIMIENTO PARA
    (aunque si no aceptas podrás registrarte igualmente)
  • * Campos obligatorios
    La Voz de Almería se reserva el derecho de resumir las recetas y de publicar aquellas que considere oportuno.

vegetarianas

Lomos de dorada rellenos de langosta

  • Carmen Chacón
  • ·
  • Dificultad Media
  • ·
  • Comensales 4

Ingredientes

● 4 doradas, 1 langosta, 1 cebolla, 2 tomates maduros, 2 dientes de ajo, 2 hojas de laurel, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de harina, 1/2 cucharada pequeña de Pernord, perejil picado, pimienta molida, 4 l de agua y sal.

Preparación

Ponemos cuatro litros de agua en una cacerola al fuego. Cocemos la langosta durante cinco minutos. Quedará casi cruda. La enfríamos con hielo y agua. Ponemos en el agua de la cacerola el tomate y la cebolla picados, los ajos machacados y el laurel. Agregamos las cabezas y raspas de las doradas. A los diez minutos pasamos por el colador y reservamos el caldo. En la sartén ponemos la mantequilla y la harina. Cuando esté bien dorada, agregamos el perejil picado y el Pernord. Damos unas vueltas y añadimos poco a poco el caldo de las doradas hasta obtener un litro de salsa. Sazonamos con pimienta y sal. Reservamos al baño de María. Colocamos los ocho lomos de dorada en una rustidera, los cubrimos con rodajas de langosta e incorporamos las mollas de las patas y de la cabeza del crustáceo. Metemos en el horno 120 minutos a 160º. Sacamos y cubrimos con la salsa y ponemos sobre el fuego unos minutos hasta que la salsa empiece a hervir. Servimos inmediatamente para que esté bien caliente y adornamos por encima con perejil picado. MARIDAJE CON MONTEBLANCO Presenta un color amarillo pajizo con destellos verdosos, limpio y brillante. En nariz desprende aromas primarios, y en boca aporta un paso agradable muy frutal.