Hola , envíanos tu receta
  • FORMULARIO DE ENVíO
  • LA VOZ DE ALMERÍA, S.L.U., RADIO SABINAL, S.A. y COMERCIALIZACIÓN DE MEDIOS 2000, S.A.U. son los responsables del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.
  • NECESITAMOS TU CONSENTIMIENTO PARA
    (aunque si no aceptas podrás registrarte igualmente)
  • * Campos obligatorios
    La Voz de Almería se reserva el derecho de resumir las recetas y de publicar aquellas que considere oportuno.

vegetarianas

Calabacines rellenos

  • La voz de Almería
  • ·
  • Dificultad Media
  • ·
  • Comensales 2

Ingredientes

- 2 calabacines
- Una cebolla dulce pequeña
- 2 puñados de soja texturizada gruesa
- Medio puñado de nabo deshidratado

- Tomate frito ecológico

- Queso rallado (opcional)

- Aceite de oliva virgen

- Sal

Preparación

Pon la soja texturizada en remojo durante media hora y el nabo deshidratado unos 10 minutos aproximádamente. A continuación, parte los calabacines por la mitad (a lo largo) y ponlos a hervir unos 15 minutos en agua con un poco de sal hasta que la carne se ablande un poco, pero que esté firme.  


Una vez se haya ablandado la carne del calabacín, sácalos de la olla y escúrrelos. Cuando se hayan enfriado un poco, saca la carne del calabacín sin romper la piel, que se rellenará posteriormente. Con una cucharrilla de café la puedes sacar fácilmente. Trocea la carne de los calabacines y sálala al gusto.  


En una sartén, pica y sofríe la cebolla. Antes de que empiece a dorarse, añade la soja bien escurrida. Una vez que la soja empiece a dorarse, añade la carne de los calabacines, el nabo y 4 cucharaditas de café de tomate frito. Remueve durante unos 3-4 minutos y retira del fuego.  Prepara la bandeja del horno untándola con tomate frito y pon encima la piel vacía de los calabacines y añádeles el relleno que acabas de retirar de la sartén.


Una vez los hayas rellenado, cúbrelos ligeramente con tomate frito y, si consumes queso, pon un poco por encima de queso rallado.  Para finalizar, ponlos en el horno a una temperatura de 180º durante 10 minutos, para gratinarlos ligeramente.