Luis Amores, ejemplo de emigrante

Luis Amores

Luis Amores Romero, de 89 años, nacido en Cazorla en 1932, padre de Rocío Amores Calvo, jefa de Informativos de Canal Sur Radio y Televisión, y padre de Manoli, funcionaria del ministerio de Hacienda. Luis Amores murió a primera hora del domingo, en su cama de Aguadulce. Durante sus últimas horas, recibió todo el cariño del mundo por parte de su familia, testimonios encabezados por su esposa Carmen Calvo. Siempre estuvieron muy unidos. Su esposa y las hijas le dijeron que había sido el mejor compañero posible en la senda de la vida y el mejor padre posible. Habrá una misa a las 12 de hoy lunes en Sol de Portocarrero de Almería.


Luis Amores es un ejemplo de los más de cuatro millones de andaluces que emprendieron la aventura, el sacrificio, de la emigración por el bienestar de sus familias. Lo es un emigrante del Sur desde sus raíces con trabajos desde los años 60 en Pamplona, Marsella y Suiza durante 24 años. Su carácter familiar para recobrar tiempos pasados durante el último cuarto de era no perderse con su familia, hijas y [email protected], el puntual viaje estival. “El sentido de haber sido emigrante durante muchos años de sacrificio tuvo el fruto la envidiable educación para sus hijas no les faltara de nada”, comentó entre lágrimas la periodista Rocío Amores. Siempre mantuvo que sus hijas estudiaron gracias a su esfuerzo y eso le hizo estar tremendamente orgulloso. 


De carácter duro y realista, supo comprender el trabajo de los profesionales del centro de día Las Salinas y del médico Santiago López. Estaba lleno de amor por su familia, aunque los partidos del Real Madrid eran palabras mayores, equipo al que veía en directo cuando había algún encuentro europeo en Suiza. Por supuesto que disfrutó de los años gloriosos del Almería en los tiempos de Unai Emery y de los capitanes Ortiz y Corona. Volvió con 57 años a jubilarse y ese fue el tiempo en el que nunca mas se separó de su familia; hijos, nietos, biznieto y a disfrutar. “Apuró de la vida todo lo q no había vivido hasta ahora y siguió hasta este año que se fue al Pastor en Aranda de Duero cundo ya ni podía en un homenaje que le hizo su familia como despedida interna”, rememoran. Rocío recordó los últimos recuerdos por el centro de Almería hace menos de un mes: “Mis queridos padres fueron a la No feria y mi padre celebró su cumpleaños. Se puede decir que en el fondo se despidió regalándonos toda la alegría que pudo”. El apoyo a sus hijas y a su esposa Carmen estuvo hasta el último suspiro.