Adiós a Fernando Aguilera, de la almazara de Fondón

Fernando Aguilera

Tu familia

Querido Fernando, marido, padre, abuelo, suegro y amigo. Hace ya un año que nos dejaste Fue en el día del padre, día de San José al que te entregaste Hermano de las ánimas, cerraste tus ojos bajo el Manto de tu adorada Virgen de las Angustias y Cristo de la Luz, con ellos siempre estarás.


Fondonero, incondicional de tu pueblo y sus gentes, hace tiempo fuiste su alcalde y juez de paz. La luz de tu sonrisa, nunca se apagará, porque por tus venas corrió siempre el cariño, la alegría y la humildad.


Trabajador incansable, siempre de sol a sol, para llevar a casa, el fruto de tu sudor El olivo y la aceituna, tu señal de identidad, tu traje de gala, un mono azul, lleno de manchas de aceite, difíciles de quitar. Tu almazara, tus almendros, tus perdices, la caza y el fumar, eran las aficiones que tenias, aparte de la suerte probar….con la lotería nacional.


Formaste una gran familia con tu mujer Maribel, cinco hijos a los que enviste fuera a estudiar y un futuro buscar, familia que unida estará en memoria de ese gran Jefe, imposible de olvidar.


Poco hablador, educado y respetuoso, noble como nadie, dando todo a los demás, jamás te vimos enfadado, no sabías protestar.


Allá donde estés, en el cielo, moliendo aceituna estarás, produciendo Aceite Virgen Extra, de la forma más tradicional.


Compartías todo lo que tenías, las puertas de tu casa siempre de par en par, tu presencia nos hacía tan felices….siempre nos acompañarás.


Te echamos mucho de menos y aunque no te vemos, siempre en el corazón te llevaremos.


Tu familia.