El hombre que gano el partido de la vida

Pedro Pérez Lozano ‘Tito Pedro’

Se equivocaron con el apodo: no era un tito, era un padre

El cura de Los Franciscanos me lo ha puesto en bandeja. Me ha dejado el obituario encarrilado y junto a Guillermo Blanes y Manolo García, con Los Carrasco a mi espalda, me pongo a relatar tu vida y tu obra mientras contemplo el féretro con la camiseta del Pavía que ha puesto Carreño para que seas arlequinado en el otro mundo: en el cielo y en la tierra. 


Ficha técnica: El Tito Pedro nació en cueros vivos (como todos) para hacer una labor social de incalculable valor. Se decía comunista pero en realidad era un hombre del pueblo, comprometido con la educación y la formación. Nunca vio un partido entero del Pavía, ni falta que le hacía, lo suyo fue sacar niños de la calle y ponerles camiseta, pantalón y medias arlequinadas. Esta fue su obra.


Resultado: El cura tenía toda la razón porque te conoce y delante de tus hijos ha pasado revista a una vida de la que has salido triunfador: porque hicÍste lo que te daba la gana en cualquier momento. Siempre sin ofender a los que te rodeaban, pero sabiendo que por encima del Pavía: ni nada ni nadie. 


Tu hijo Tony, debutó en el campo del Seminario y te saludó en el ambigú. Era otoño de primeros de los ochenta y jugaba el Pavía con el Olula. José Miguel Fernández (con el que ahota estás en el Cielo) me dijo que preguntara por tí y por Nono: y todo arreglado. Aquella fue mi primera vez en exteriores para la radio y todo fueron facilidades. Juan Navarro de delegado de campo. Tú en el ambigú y Nono muy atento conmigo el día que me temblaba la voz. Jamás os olvidaré.


Desde aquel día nunca me ha faltado la Lotería del Pavía que llevabas en un sobre con tu firma: así era mi Tito.


Alineaciones: En la Iglesia de Los Franciscanos yo esperaba más niños del Pavía, pero hablando con Guillermo Blanes llegamos a la conclusión que tu vida y tu obra corre de boca en boca no por niños y sí por los abuelos de la Vieja Guardia que están en primera fila: siempre a tu lado.


Ellos los han sido todo en el club gracias a esa llama que siempre has mantenido encendida. Hubo muchos presidentes y entrenadores en el club. Miles de jugadores pero siempre el Tipo Pedro era el número uno. Un ejemplo a seguir y un respeto para todos.


Hoy los niños juegan en un campo de césped y lo tienen todo porque tú y la vieja guardia luchásteis para ello. La labor de muchos años ahora se ve reflejada en un club modelo para todo. Hasta para dar vida al Almería que ahora tenemos pero todo el mundo sabe que el Ceefe primero y Unión después remanecen del Pavía: un club señor que nacía con hombres como Pedro Pérez Lozano, Tito Pedro.


Árbitro: El Ayuntamiento de Almería estuvo muy acertado cuando te dio la oportunidad de disfrutar del momento de tu vida, etando vivo. El día que abría sus puertas el ‘Complejo Tito Pedro’ no hubo otro más feliz. Aquellos políticos a los que visitabas hasta la saciedad dieron a sus hijos un campo digno y se terminaba para siempre la travesía del desierto. Sin duda el logro de tu vida para dejar al Pavía para siempre instalado en la historia y con un futuro prometedor.


De lo que falte ya os encargaréis Joaquín García Vaquero (El Gigante como tu decías) y Blas el (todoterreno del club).


Goles: En el partido que empezaba en la Plaza de Pavía y ha finalizado en el Cielo con un marcador rotundo, tenemos que recordar tus goles a la sociedad sacando de la calle a miles de niños para darles formación y educación.


Las largas noches de reuniones con la directiva para darle vueltas al mismo ‘duro’ que había en la caja con tantos compromisos que atender.


Un gol de antología fue meter al Pavía en El Seminario y contar con instalaciones que sin ser propias ya eran un paso al frente. Allí nacía el Pavía del futuro desde tu ambigú con los botellines y los arenques en aceite en los partidos de las 12.


Y el último gol que ha decidido el triunfo en el partido de tu vida ha sido de antología. Se puede ver este golazo en ‘El Fino’, Nono, Carreño etc. Ellos son tu vivo reflejo. Iguales a tí portadores de tu legado deportivo y humano. Imprescindibles para entender el Pavía.


Incidencias: La Misa se celebró en la Iglesia de Los Franciscanos a las 5 de la tarde con tres cuartos de entrada y una camiseta del Pavía encima del féretro del Tito Pedro.


A la llegada de la funeraria estaban en la misma puerta la Vieja Guardia del Pavía con Antonio Hernández Hermosilla, Nono, a la cabeza y llegaban unos minutos más tarde Guillermo Blanes con Manolo García y Juan Salvador. 


Roque Criado portaba el féretro entre otros y llegaban puntuales los hermanos Tijeras (Carrasco) y su padre muy afectado: se iba un hermano.


Miguel Cazorla fue el único político que vi en el Iglesia y la Misa ha estado tan bonita porque todos sabemos que estás en el Cielo celebrando la victoria en el partido de tu vida.