Briseis

una empresa con historia que apuesta por el futuro

Briseis ha pasado de ser una empresa familiar dedicada al sector de la perfumería en Almería a convertirse en un referente en el desarrollo, producción y distribución de productos de perfumería e higiene personal, a nivel nacional e internacional. Desde su sede en Benahadux, distribuyen todo tipo de productos que van desde geles, body milk, o fragancias, a champús y desodorantes, destacando la marca Tulipán Negro con los desodorantes en stick, líderes del mercado desde los años setenta.

La evolución de una empresa familiar
y de origen almeriense

El carácter innovador de la empresa ha estado presente desde sus orígenes, cuando en 1948 Antonio López Jiménez, su fundador, constituye la empresa y comienza una exitosa andadura en el mundo de la perfumería con la fabricación de fragancias como Galán de Noche o Heno Briseis.

Desde entonces la marca no ha parado de crecer y evolucionar a lo largo de la historia, con hitos tan importantes como la apertura de nuevas fábricas en Barcelona, Málaga o Madrid, la consolidación como productores de grandes fabricantes nacionales e internacionales, el lanzamiento de fragancias bestseller en el país como Ragatza, que alcanzó el tercer puesto del ranking en su primer año en el mercado, o la reconstrucción en tiempo record de su fábrica en Almería, tras el terrible incendio que esta sufrió en 2007.

premisas de la marca:
innovación y calidad

Briseis es sinónimo de evolución constante y apuesta por el futuro, y eso se refleja en la clara apuesta por el I+D, que se respira en sus modernas instalaciones. El lugar perfecto para la fabricación y elaboración de las distintas fórmulas que componen su amplio y variado muestrario de productos. Allí disponen de sistemas de cargas de materias primas y productos, controlados y gestionados de manera informática, una sala especialmente diseñada para mantener bajos los niveles de contaminación, y las únicas instalaciones en España, para la extracción de las sales minerales que entran en la composición de las aguas de balneario. Un despliegue de medios de última generación al servicio de un equipo humano experto en el sector.

Briseis

Todo esto se traduce en la fabricación y elaboración de productos de higiene y cuidado personal de la más alta calidad, premisa de la marca y su equipo desde el primer día. Una excelencia profesional que se sirve de exhaustivos procesos y controles de calidad, como el uso de los sistemas CIP, Clean in Place, y PIG, Pipeline Inspection Gauges, que garantizan el cumplimiento y mantenimiento de los estándares de calidad en cuanto a procesos de limpieza y sanitización.

Briseis ha demostrado su calidad humana a través de su responsabilidad e implicación con la crisis sanitaria y económica, surgida a raíz del Coronavirus”

Otro de los valores de la marca es la sostenibilidad y su preocupación para con el medio ambiente y los recursos limitados del planeta. Muestra de ello es la búsqueda permanente de ahorros energéticos y reducción de consumo de agua, a través del uso minimizado de la misma en su fábrica.

Briseis

calidad humana y compromiso con la
sociedad en tiempos difíciles

Pero Briseis es mucho más que innovación, calidad y respeto por el medio ambiente, es una empresa comprometida con la sociedad. Así, al menos lo ha demostrado en sus 72 años de trayectoria y sobre todo también en los últimos tiempos, a través de su responsabilidad e implicación con la crisis sanitaria y económica, surgida a raíz del Coronavirus. Tiempos difíciles en los que la empresa ha mostrado su calidad humana reinventándose y donando 22.000 unidades de gel hidroalcohólico higienizante y 40.000 unidades de geles de baño ,entregados por Briseis a lo largo de este año a Caritas, Cruz Roja, residencias de ancianos, y fuerzas y cuerpos de seguridad.

Y es que Briseis es una empresa que se reinventa, evoluciona y mira al futuro, gracias a la excelencia que caracteriza todos sus ámbitos de actuación, el profesional y el humano.

Más empresas excelentes