Serón

No hay “emergencia” en el abastecimiento de agua

El municipio de Serón acogió ayer una jornada informativa para valorar la situación hídrica

La Casa de la Cultura de Serón acogió la Jornada Informativa en Defensa del Agua.
La Casa de la Cultura de Serón acogió la Jornada Informativa en Defensa del Agua. La Voz

Almería es una zona con escasos recursos hídricos naturales. No obstante, se han desarrollado actividades que suponen una demanda muy superior a los recursos existentes, dando lugar a la sobreexplotación de los recursos hídricos, en especial los acuíferos. 


El mal llamado “déficit hídrico” de Almería, no es algo natural, sino que ha sido causado por la actividad humana relacionada con un desarrollo agrícola insostenible, según manifiesta la Plataforma Acuíferos Vivos. Por este motivo, este sábado 23 de noviembre, se organizaba una jornada informativa en “defensa del agua” en Serón.


En esta jornada, se tocaron todos los temas relacionados con los “pozos de emergencia”, y a la conclusión que llegaron los diversos ponentes fue que no hay “ninguna emergencia” para el abastecimiento en la zona como para aplicar otras medidas. 


Además, llegaron a la conclusión que “es una emergencia desde el punto hídrico para la agricultura”, pero no para el abastecimiento. 


Asimismo, los datos que se ponían encima de la mesa decían que por un hectómetro cubico es “más que suficiente” para abastecer a unos pueblos que tienen abastecimiento asegurado de por sí, según explica José María Calaforra, presidente y portavoz de Acuíferos Vivos, a LA VOZ.


Los ponentes coincidían en que “no se puede estar jugando con una única alternativa”. Además, como explica Calaforra: “cuando la alternativa en la que hacen sondeos no se sabe que profundidad va a tener ni que materiales acuíferos van a atravesar, ni si se va a tener agua, y si ese agua que se va a conseguir es de calidad o es radiactiva, como ocurren en algunos sondeos de la zona del Almanzora, por tanto, no se pueden centrar los sondeos en los pozos de emergencia”. 


En la jornada desarrolló una reunión de más de 50 regantes tradicionales de la zona reunidos en lucha para que esta alternativa no ocurra. Según manifiestan, quieren mantener una “agricultura sostenible y no transformarla en una de agro-empresas”. Algunos ponentes lo dejaban claro, esta agricultura basada en “agro-empresas” son inversores que vienen de “otras facetas”.