Junta y alcaldes acuerdan pedir el trasvase de un hectómetro del Negratín

La delegada asegura que no construirá los pozos de emergencia si los alcaldes se niegan

El pantano del Negratín está por debajo del 30%, lo que ha obligado a detener el trasvase.
El pantano del Negratín está por debajo del 30%, lo que ha obligado a detener el trasvase. La Voz

La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Almería, Aránzazu Martín, anunció ayer un principio de acuerdo tras su reunión el pasado lunes 11 con los alcaldes de la comarca del Valle del Almanzora.


Según el mismo, se elevará conjuntamente una petición al Consejo de Ministros para reabrir el trasvase del Negratín y transferir un hectómetro cúbico de agua para evitar el desabastecimiento que amenaza a los municipios de Albox y Olula del Río


Se trata de la solución que ha propuesto el grupo de alcaldes socialistas como alternativa al plan de la Junta de realizar prospecciones para construir unos pozos de emergencia en el municipio de Alcóntar, una iniciativa a la que este grupo de regidores se opone por considerar, según afirmó ayer el alcalde de Serón Juan Antonio Lorenzo, que “no hay una situación de emergencia” en la comarca.


Diversas soluciones

Según el regidor socialista, que también participó en la reunión, hay “diferentes posibilidades” para que los municipios que se quedarán sin agua la obtengan. Además de la petición de reapertura del Negratín al Gobierno, los alcaldes socialistas barajan la posibilidad de comprar agua a las comunidades de regantes de la zona, que “tienen excedentes y están metiendo el agua en el tubo”, según afirmó Lorenzo en declaraciones a la Cadena SER ayer. Se trata de una solución que, según el líder municipal, ya están realizando municipios de la comarca como Taberno, Tíjola o Fines.


Por su parte, la delegada declaró tras el encuentro su disposición a actuar de acuerdo con la voluntad final de los alcaldes y la ciudadanía, representada también por diversas asociaciones ecologistas como la Plataforma en Defensa del Agua del Almanzora, el Grupo Ecologista Mediterráneo o la Fundación Savia, si bien afirmó su voluntad de aclarar “los malentendidos” que han llevado a representantes políticos y plataformas a oponerse, con el objetivo  final de convencerlos de los beneficios del proyecto.


“De momento vamos a seguir hablando con todos los interlocutores, tanto ayuntamientos como plataformas ecologistas, para explicar esta situación porque se han dicho cosas que no son, pero vamos a actuar de acuerdo con la voluntad mayoritaria de los alcaldes, si llegado el momento la opinión mayoritaria fuera el ‘no’, por supuesto la Junta se lo plantearía”, afirmó Martín. 


La delegada también aprovechó el encuentro para reiterar que “en ningún caso” el agua de los pozos se utilizaría para regar, lo cual era el principal temor de los alcaldes y las asociaciones contrarios a la medida, que al ser anunciada en una reunión con el sector agrario en el municipio levantino de Pulpí el pasado 18 de octubre, fue presentada por la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, como una solución para abastecer de agua de riego los cultivos intensivos de la zona, que también se han visto afectados por el cierre del trasvase.  


En declaraciones para Ser Levante, la delegada quiso dejar constancia de que la realización de prospecciones, si estas finalmente tuvieran lugar, es un proceso totalmente legal y con garantías avalado por estudios técnicos. “Ahí están los documentos técnicos que ayer presentamos en la reunión, pero insistimos, estamos hablando de sondeos, pudiera ocurrir incluso que no hubiera agua y en el caso de que hubiera agua se extraería solamente la necesaria para afrontar el desabastecimiento hasta que se pudiera volver a abrir el trasvase del negratín o lloviera”, defendía. Asimismo, sostuvo, en el caso de que “la extracción del agua afectara a los acuíferos” esta sería detenida.