Albox

Un jurado popular juzga desde el lunes al acusado de matar a su pareja en Albox

M.P., de 39 años y de origen lituano, acabó con la vida de la mujer el 30 de marzo de 2018

Imagen de archivo de la Guardia Civil durante la investigación del crimen en Albox.
Imagen de archivo de la Guardia Civil durante la investigación del crimen en Albox. La Voz

El juicio con jurado contra M.P., el hombre de 39 años y de origen lituano acusado de acabar en marzo de 2018 con la vida de su pareja sentimental en Albox (Almería), arranca este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.


El juicio, en el que la Fiscalía solicita 16 años de prisión para el acusado, contará con cinco sesiones.


En concreto, el Ministerio Público interesa un delito de 13 años de prisión por un presunto delito de homicidio y otros tres más por el de maltrato habitual, así como 15 años adicionales de libertad vigilada.


Según el escrito, consultado por Europa Press, la víctima habría fallecido varias horas después de que fuera golpeada debido a una abundante pérdida de sangre, de modo que el acusado tuvo tiempo para reaccionar, si bien no llamó a los servicios de emergencia hasta que no estuvo muerta.


La muerte

La mujer falleció el 30 de marzo de 2018 después de que esa misma mañana, en la que se encontraba "muy enferma y debilitada hasta el punto en el que tenía problemas para mantenerse en pie y caminar por sí sola", se originara sobre las 12:30 horas una discusión en el baño en la que, según sostiene la fiscal, el acusado le propinó un puñetazo a la mujer en el ojo izquierdo.


Del impacto, la víctima cayó hacia atrás, de forma que su cabeza impactó contra una estantería, lo que le ocasionó un importante herida en la cabeza, según reconstruye a partir del sumario.


"El acusado, a pesar del sangrado continuo de la víctima, que debió quedar inconsciente, la desplazó hasta el dormitorio, tumbándola sobre la cama", apunta la Fiscalía, que detalla que la mujer pereció "entre seis y ocho horas" posteriores al golpe debido al "lento y continuo" sangrado.


Aviso al 112

Fue así como, sobre las 20:46 horas, y después de haber trasladado el cuerpo de la mujer hasta el sofá del salón, el acusado dio aviso al 112. Los servicios de emergencia explicaron que, en su llamada, el presunto maltratador solicitó asistencia sanitaria para la mujer porque "no podía respirar".


La víctima fue hallada ya fallecida sobre las 20:55 horas tumbada en el sofá "completamente tapada", pero con signos de violencia externa, lo que hizo que se activara el protocolo judicial que dio lugar a la detención del sospechoso, para el que también se solicita una indemnización de 129.282 euros a favor de una hija de la mujer, menor de edad y cuya custodia estaba a cargo de la expareja de la víctima.


"Maltrato continuado"

El Ministerio Público incide en las diferentes situaciones de maltrato que se dieron "durante toda su relación" entre el acusado y la víctima, quien pese a haber sido "golpeada" en "numerosas ocasiones", no llegó a ser atendida por los médicos debido al "pánico" que sentía.


Ese "temor y desasosiego" tampoco le permitieron "contar lo que estaba viviendo" por lo que la convivencia se desarrollaba en "un clima de terror".


En este sentido, la fiscal señala al menos tres episodios concretos de violencia sobre la mujer que se vivieron entre agosto de 2014 y julio de 2016 por los que se siguieron diferentes procedimientos judiciales.


El TSJA ya precisó que, desde el año 2014, el acusado había sido juzgado en tres ocasiones por juzgados de lo Penal de Almería por hechos relacionados con la violencia de género. Se incoaron sucesivamente hasta tres diligencias urgentes en las que resultó absuelto ya que su pareja se negó reiteradamente a declarar en su contra.


Tónica habitual

En la relación se había impuesto una tónica en "lo normal" era que la mujer fuese agredida físicamente "con cualquier excusa", de modo que el acusado descargaba "toda su agresividad contra el mobiliario de la casa", lo que llevó a adoptar una "actitud de total sumisión" por parte de la víctima, que era recelosa a denunciar los hechos, según la Fiscalía.


Igualmente, y con la finalidad de "tener sometida a la víctima", el presunto maltratador trató también de "aparentar situaciones de suicidio" en al menos cuatro ocasiones "asegurándose siempre de que ella estuviera presente", aunque los supuestos intentos fueron siempre "unos cortes superficiales en ambos brazos de manera que nunca peligrara su vida".


El teléfono 016 es el número de información y asesoramiento jurídico para las víctimas de violencia machista y su entorno. Funciona las 24 horas, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica aunque puede quedar registrado en ciertos terminales. Las personas con discapacidad auditiva o del habla pueden contactar por mensaje de texto en el número 900116016.