Regantes: “Los pozos del Almanzora serán para abastecimiento humano”

El PSOE se muestran muy críticos con el uso pozos de emergencia tras el corte del Negratín

El agua del Trasvase del Negratín dejó de llegar al comenzar este mes de octubre.
El agua del Trasvase del Negratín dejó de llegar al comenzar este mes de octubre. La Voz

El agua -o más bien la falta de ella- ha vuelto a la primera línea política como consecuencia de la grave sequía que amenaza no sólo a miles de hectáreas en el Levante y el Almanzora sino, lo que es más importante, al abastecimiento humano en municipios de estas comarcas como Albox u Olula del Río. Con el cierre del trasvase del Negratín-Almanzora los regantes de la zona solicitaron soluciones para esta situación que además, debido a diferentes factores como el cambio climático, amenaza con  cronificarse (ya se dio en 2017).


Entre las peticiones figura la inversión en desaladoras y pozos de emergencia que ayuden a paliar la situación de forma temporal hasta que los embalses del Negratín recuperen el nivel exigido por la ley para trasvasar agua. Sin embargo, los avances dados en las últimas semanas por la Junta de Andalucía para el uso temporal del agua de los pozos no ha gustado a todos. 


“Serias dudas”
El secretario de Organización del PSOE provincial, Antonio Martínez, ha expresado que alberga “serias dudas” sobre “la legalidad de este proyecto” antes de asegurar que no se ha realizado “la evaluación de impacto ambiental que exige la normativa” para “pozos de más de 120 metros de profundidad” y “para los trasvases de agua entre distintas cuencas”, criticando a la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, por esta iniciativa.


Martínez subrayó ayer que el proyecto prevé realizar pozos en las masas de la Sierra de las Estancias y del Alto y Medio Almanzora que “se encuentran declaradas en mal estado y donde está prohibida, por tanto, la extracción de nuevas aguas”. Pues bien, prácticamente todas las denuncias y sospechas del PSOE han sido desmentidas por los regantes, comenzando porque el agua de los pozos de emergencia será para “abastecimiento humano”.


Desmentido
El presidente de la Junta Central de Usuarios del Almanzora, Fernando Rubio, ha recordado que estos son pozos “que la Junta tenía reservados para emergencias y qué mayor emergencia que el corte del Negratín-Almanzora” que abastece “a dos municipios que se están sirviendo de agua de nuestra propiedad”, reiterando que el agua irá a parar al abastecimiento en pueblos como Albox u Olula del Río que necesitan el agua del Negratín, que ya no llega, para poder tener bien líquido apto para el consumo humano. 


Sobre la legalidad del proyecto, los regantes defienden que son obras “totalmente legales” puesto que son “de emergencia” y no requieren impacto ambiental porque está sólo se extraerá “un hectómetro”. Pero las imprecisiones denunciadas por los regantes van más allá. Subrayan que no se extraerá agua de la sierra de las Estancias y por lo tanto no lo harán de dos cuencas distintas, como ayer aseguró Martínez.


Agradecidos
“No sé quien le ha informado pero la única cuexnca que hay en la Sierra de los Filabres donde están los pozos es la del río Almanzora”, explica Rubio antes de recordar que “las masas de agua de esa zona están en buen estado” para afrontar la situación de emergencia Albox y Olula del Río y otros que alguna vez han tenido que recurrir a cubas”.


Por el contrario, el presidente de la Junta Central de Usuarios del Almanzora ha querido mostrar su agradecimiento “al alcalde de Alcóntar”, Antonio Ramón Salas (PP), que ha mostrado “su solidaridad porque las aguas que se van a extraer están en su municipio y van a ir a parar a esas otras dos localidades”, siendo “solidario” con los pueblos vecinos. Además, advierte que “cuando el trasvase Negratín-Almanzora se ponga en marcha de nuevo una vez que tenga el agua que marca la ley, estos sondeos se cerrarán y se seguirán abasteciendo del trasvase”.



Un hectómetro de quince
Otro de los temores enumerados ayer en rueda de prensa por el PSOE se centra en cómo pueden afectar los pozos de emergencia a regadíos tradicionales del valle. “Pone en serio riesgo la continuidad de los regadíos tradicionales y el futuro de los tesoros hidrológicos y turísticos del Almanzora, como son la Cerrá de Bacares-Tíjola y la Balsa de Cela”. Un extremo negado los regantes. “Esa balsa de agua tiene una entrada según los técnicos 15 hectómetros aproximadamente y ahora mismo se va a sacar en torno a un hectómetro, por lo que no va a afectar en absoluto a los ya maltrechos riegos de la zona del Alto Almanzora que prácticamente llevan ya abandonados muchos años porque los acuíferos de los que se alimentan están en muy mal estado y es el trasvase Negratín-Almanzora el que los está auxiliando”.


Por su parte, el Partido Popular respondió a los socialistas criticando que “el PSOE prefiere que vecinos del Almanzora se tengan que abastecer con cubas de agua antes de reconocer el trabajo de la Junta para resolver el problema” según manifestó ayer el parlamentario andaluz Ramón Herrera.