Crece el tamaño de las explotaciones, sobre todo en los cultivos más rentables

La superficie de cultivos en invernadero creció un 42,1%.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado hoy los datos actualizados del Censo Agrario, “una operación estadística a gran escala. Se realiza cada 10 años con el objetivo de evaluar la situación de la agricultura española, obtener un directorio de explotaciones agrícolas y servir de base para la formulación y aplicación de políticas agrarias, especialmente de la Política Agraria Común (PAC)”, según explica este organismo autónomo adscrito a del Ministerio de Asuntos Económicos.

 

A juicio de Cocampo, en una primera valoración de urgencia de estos datos, de esta radiografía completa del sector agrario destacan dos conclusiones. Por un lado, es un sector que evoluciona ‘a mejor’, tal y como se desprende de los datos de crecimiento del tamaño de las explotaciones, sobre todo aquellas dedicadas a los cultivos que ahora mismo presentan una mayor rentabilidad (frutales +23,8%, otros leñosos +19,8% y olivar +14,4%), o el aumento significativo de mujeres jefas de explotación (un 22% más desde 2009), representando ya casi un tercio del total (el 28,6%).



 

El cultivo que concentró mayor número de explotaciones en 2020 fueron los cultivos leñosos (incluyen árboles frutales, frutos seco -almendra, pistacho…-, olivos y vides) con 511.762 explotaciones agrícolas, el 55,9% del total, reflejando el atractivo económico de los mismos.



“Estos nuevos datos refrendan que las economías de escala son la clave de las nuevas explotaciones agrarias. El hecho de que las más rentables sean las explotaciones que más crecen refuerza la oportunidad de inversión en España para agrupar fincas y conseguir tamaño de explotación”, explica Regino Coca, CEO de Cocampo.


La entrada de jóvenes, cada vez más urgente



Por otro lado, Cocampo alerta del riesgo que supone, para la sostenibilidad del sector o la soberanía alimentaria, la edad elevada de los titulares de las explotaciones, de 61,4 años de media y con un 70% del total en edad de jubilación de aquí a diez años.



“Estos nuevos datos demuestran la necesidad de impulsar mecanismos que faciliten el acceso a la tierra para los jóvenes. Además, pronostican un elevado número de transacciones de fincas rústica que sucederán de forma inevitable en los próximos años para relevar a los actuales titulares de explotación y, de esa forma, asegurar la producción agraria española”, alerta Coca.


 

Temas relacionados
Agricultores Campaña agrícola

para ti

en destaque