Nunca llueve al gusto de todos: el campo sufre las consecuencias de las lluvias

“La campaña del melón y la sandía va a ser un desastre”, según afirma COAG

Dos de los productos del campo almeriense que más están sufriendo estas consecuencias son la sandía y el melón.
Dos de los productos del campo almeriense que más están sufriendo estas consecuencias son la sandía y el melón. Archivo La Voz
Javier Romero/ Mª Ángeles Arellano 14:03 • 05 may. 2022

Como se suele decir, nunca llueve al gusto de todos. Y es que el campo almeriense empieza a sufrir ya las consecuencias no solo de las abundantes lluvias de las últimas semanas, sino también de los episodios de calima y granizo de días atrás.


Si al finalizar el invierno saltaban las alarmas sobre el estado de las reservas hídricas que estaban al límite, ahora, en esta atípica primavera, el problema es el inverso.


"Aunque al campo le viene bien la lluvia, ya es excesivo", ha afirmado Andrés Góngora, secretario general de COAG, en declaraciones a Cadena SER Almería. "Hay serios problemas en los cultivos. Ha llovido prácticamente el triple de lo que tendría que haber caído en un año normal y lo ha hecho en poco más de un mes. En muchas zonas de la provincia se han superado ya los 300 litros por metro cuadrado y eso los cultivos no lo están soportando", ha afirmado Góngora.



Dos de los productos del campo almeriense que más están sufriendo estas consecuencias son la sandía y el melón. "Estimamos unas pérdidas en su producción que pueden llegar al 40%, incluso en algunas fincas de invernaderos planos prácticamente el cultivo se ha perdido por completo. La campaña de estos dos productos va a ser un desastre", ha sentenciado el secretario general de COAG.


"La producción se ha reducido y el melón y la sandía que se está trasplantando en estos días al aire libre se está perdiendo todo en el Levante almeriense. Los terrenos llevan ya encharcados muchos días, la planta no lo soporta y la polinización es imposible", ha añadido.



Góngora ha afirmado que estamos antes un año muy malo, pero no solo para la provincia de Almería sino que estos daños están siendo generalizados en la zona del Levante. "Lo que hace falta ahora es que los pocos kilos que salgan tengan, por lo menos, unos precios que permitan recuperar algo y que los seguros también estén a la altura", ha apuntado.


Feral es más optimista
Por su parte, desde la Federación de Regantes de Almería (Feral) se da otra visión de la situación actual. José Antonio Fernández, su presidente, ha afirmado, también en la Cadena SER, que el agua caída esta primavera, después un otoño e invierno muy secos, es positiva.



"El pantano de Benínar está ya en 14 hectómetros y el de Cuevas del Almanzora en 40, algo que no ocurría desde hace muchos años", ha asegurado, a la vez que ha destacado la situación por la que atraviesa el Almanzora, "ya que el Negratín no está aportando agua en este momento".


"En dos o tres meses el agua caída la veremos en los acuíferos y pozos almerienses", ha destacado José Antonio Fernández.


Temas relacionados

para ti

en destaque