Francisco Montoya lleva a Campojoyma al liderazgo bio con su visión e innovación

El fundador de la empresa ecológica fue pionero en España en 2004 con la sostenibilidad agro

Francisco Jesús Montoya Sánchez, delante de la sede de Campojoyma.
Francisco Jesús Montoya Sánchez, delante de la sede de Campojoyma. La Voz
La Voz 07:00 • 05 sept. 2021

Fomentar la agricultura ecológica es hoy en día una práctica lógica reclamada por la sociedad, pero en 2004 no era el tema que estaba encima de la mesa del sector agrícola. Francisco Jesús Montoya Sánchez fue visionario y se anticipó hace 17 años, consciente de que, como le enseñaron sus antepasados, la base de la agricultura es el respeto a la tierra. Por eso, desde sus orígenes ha inspirado a sus trabajadores para cultivar hortalizas y cítricos ecológicos siguiendo los ciclos naturales de las plantas.

 

El mensaje de Francisco Montoya es claro: “No sólo quería crear una empresa que lograra la certificación ecológica para nuestros productos. Siempre le he dicho a mi gente que debemos ir más allá, somos una empresa sostenible, fomentamos la biodiversidad y debemos convertir nuestras fincas en auténticos ecosistemas de flora y fauna”.



 

Un visionario que ha ido incorporando medidas cada año para crear un modelo agrícola respetuoso con la tierra y sus recursos. Ahí se enmarcan iniciativas como aportar los medios necesarios para el descanso, alimentación y reproducción de numerosas especies animales; crear zonas de vegetación autóctona, que actúan como reservorios y contribuyen a la diversidad vegetal; o incluir la práctica del laboreo agrícola tradicional que favorece el equilibrio natural del entorno.





El fundador de Campojoyma, en un cultivo de tomate bio en Abla.
El fundador de Campojoyma, en un cultivo de tomate bio en Abla.La Voz

 

Decisiones innovadoras

Pero ser una empresa sostenible también significa que las más de 700 familias a las que da trabajo Campojoyma puedan prosperar. Por eso, a pesar de su juventud, Francisco Jesús Montoya ha sabido crear un modelo que es sostenible medioambiental y económicamente, con medidas que le han diferenciado en el mercado, entre ellas no centrarse en un segmento y ampliar la oferta a hortalizas (tomate, pimiento, berenjena, calabacín y pepino),  brássicas (entre ellas la col china, donde es líder mundial en bio) frutas (melón y sandía) y cítricos (limón y kunquat). Cada temporada amplia las referencias, este año con brócoli y calabaza. Otra iniciativa medioambiental y rentable ha sido la distribución de cada cultivo en diferentes zonas para aprovechar al máximo las condiciones climatológicas, lo que le ha permitido disponer de producto todo el año, especialmente cuando existe menos oferta en el mercado, y poder dar descanso a la tierra.

 

Son una serie de decisiones innovadoras en la gestión que han situado a Campojoyma en el líder de la producción de hortalizas ecológicas en España, con los mejores datos bio del país en el año 2020: una producción de 60 millones de kilos de hortalizas y cítricos, facturación de 70 millones de euros y más de 30 referencias que exporta a toda Europa.

 

También ha sido innovador en la creación de una Planta de Compostaje Biodinámica y un convenio con el Centro de Investigación en Colecciones Científicas de la Universidad de Almería (CECOUAL) para catalogar la biodiversidad presente en los cultivos de limón ecológico.

 

Cuidar al entorno

Como se ha mencionado, la motivación económica no es la que dicta las decisiones del fundador de Campojoyma. Evidentemente los beneficios son necesarios, pero el propósito en estos 17 años, como transmite a sus trabajadores, es contribuir a la sostenibilidad del planeta, desde el plano medioambiental y social. Y es en estos últimos proyectos donde se siente más realizado Francisco Jesús Montoya. La acción social se desarrolla en el entorno cercano, por ejemplo durante la pandemia ha donado hortalizas a Cáritas y, algunos de los cultivos se encuentran en zonas del interior de la provincia, lo que contribuye a evitar la despoblación. También en países en vías de desarrollo, como el proyecto agrícola llevado a cabo en 2018 para ayudar a más de 20 familias de Gambia a cultivar su propio huerto, o el acuerdo que pondrá en marcha con la República de Angola para enseñar a los agricultores del país africano las prácticas ecológicas.

 

Visión, compromiso e innovación de un empresario con talento, Francisco Jesús Montoya, que trabaja día a día,  rodeado de un equipo joven y motivado, para que la sostenibilidad sea el centro de las decisiones en el sector agrícola. 


Protagonismo de la mujer

Francisco Jesús Montoya Sánchez siempre ha tenido una relación muy estrecha con su abuela Carmen, fallecida hace unas semanas, que ha sido un ejemplo para él. La influencia sobre el fundador de Campojoyma se aprecia en las decisiones que ha tomado en la empresa para dar protagonismo a las trabajadoras, que ocupan el 75% de los puestos, entre ellos algunos de los cargos directivos más importantes, como jefa de Almacén (algo poco habitual en el sector), jefa del Departamento Técnico, jefa de Recursos Humanos o jefa del Departamento de Calidad.

 

Por la misma razón, Francisco Jesús Montoya inspiró en el año 2016 el I Plan de Igualdad, con el fin de implantar “políticas que integren la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres en el seno de nuestra organización”. Un plan renovado hasta el año 2024.

 

Un compromiso con la mujer y un merecido homenaje a su abuela Carmen que continuará desarrollando con nuevas iniciativas con las que el gerente quiere poner en valor el importante papel de la mujer en la agricultura.


Temas relacionados

para ti

en destaque