Vicente del Bosque se alía con el agro de la mano de Caparrós

Visita Almería como embajador del tomate Lobello de la empresa de El Alquián

Lo decía ayer mañana el director general del Grupo Caparrós, Vicente del Bosque es posiblemente el mejor embajador posible para su ‘producto estrella’ el tomate cherry pera Lobello que en los últimos años ha repetido una y otra vez el título de ‘Sabor del Año’.


Lo es porque nadie ha olvidado que de su mano el fútbol español alcanzó su más alta cota histórica, el Campeonato del Mundo conquistado en Sudáfrica el año 2010. Aquella fue probablemente la última gran noche de felicidad colectiva para un país en horas bajas por la crisis económica desencadenada en 2008.




En agosto del pasado año Del Bosque aceptaba convertirse en la imagen del tomate de Caparrós para España y el mundo. Ahora tocaba rendir visita a Almería y a las instalaciones de la empresa que le ha elegido como embajador para pasear el nombre de sus productos, y de Almería, a todos los niveles.



Compromiso
Para Pedro Caparrós la elección del ex seleccionador nacional es ‘un orgullo y una satisfacción para nuestra empresa’ porque de alguna manera Del Bosque representa gran parte de los valores en los que se apoya la empresa almeriense, entre ellos el “compromiso, la cercanía, la competitividad, el trabajo en equipo, la dedicación o el espíritu de superación”, unos calores que complementa con una actitud de permanente compromiso social y en especial hacia los colectivos más desfavorecidos, como las personas con discapacidades.


La visita de Del Bosque se iniciaba con una reunión con el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, acompañado por Pedro Caparrós. Para el primer edil, el técnico de La Roja es un ejemplo “no sólo por sus triunfos deportivos, sino también por su conciencia social y apoyo a la integración de todas las personas independientemente de cuales sean sus capacidades”.



Tras la cita con el alcalde el seleccionador se trasladaba a las instalaciones de Caparrós en El Alquián para conocer de primera mano todos los procesos productivos que se traducen en unos productos de alta calidad y en una apuesta por la alimentación saludable.


El recorrido
Primero recorriendo uno de los invernaderos donde se cultiva el tomate cherry pera Lobello, donde siguió con interés las explicaciones de Pedro Caparrós y de los agricultores que llevan a cabo las tareas de producción de ese producto. Posteriormente con un recorrido por las zonas de manipulado y envasado de las frutas y hortalizas que componen el amplio catálogo de la empresa, con un marcado acento en la sostenibilidad.


Uno de los momentos más emotivos llegó con una serie de fotografías con los trabajadores de la empresa, según el director general, “el activo más importante con el que contamos”. Y ahí las anécdotas en forma de firma de innumerables autógrafos, quizá el más llamativo el de una trabajadora que acudió con un ejemplar de la prensa deportiva del año 2010 que, bajo el título ¡Que sí, que somos Campeones!, narraba la gesta del equipo español en Sudáfrica. Acudía la mujer armada con una camiseta de España en la que Del Bosque estampó su autógrafo.


Perplejidad
El entrenador afirmó que su visita había sido muy interesante y que se había sentido “realmente a gusto con la gente de Caparrós, en lo personal y en lo profesional”, y aseguró que conocer cómo se produce, la tecnología y la innovación que se utiliza, “te quedas perplejo porque esto es una empresa moderna, que innova y es un ejemplo y un orgullo para los almerienses, más aún cuando compruebas que es una empresa con valores”.


Considera que en muchas facetas España está al máximo nivel y afirmó que “si fuimos capaces de ser campeones del mundo en fútbol, también lo podemos ser produciendo frutas y hortalizas de primer nivel a nivel mundial, y Caparrós es una buena muestra de que eso es posible”.


Tras la visita, del Bosque reconocía la impresión recibida en su visita al invernadero ‘inmaculado’ y dijo que “da la impresión de que tienes que venir a trabajar con el traje de los domingos”.


La campaña
Pedro Caparrós fue trasladando a Vicente del Bosque todos los pormenores que han convertido su empresa en una referencia a nivel nacional e internacional. También desgranó algunos de los datos clave del grupo que, según sus estimaciones, producirá en esta campaña algo más de dos millones de kilos de tomate cherry pera Lobello que viajarán a toda Europa en 700.000 cajas elaboradas en las naves de El Alquián.


Precisamente ayer se iniciaba la campaña de comercialización de la sandía sin pepitas Premium de Caparrós (reconocida como Sabor del Año 2021) que se cultiva en una superficie de 350 hectáreas y de la que se calcula una producción de entre 22 y 29 millones de kilos.


El director general reconoció los problemas derivados de la pandemia de Covid-19 pero  afirma que “hemos de mirar hacia el futuro, pensar en positivo”.

 

Temas relacionados
Agricultura ecológica

para ti

en destaque