BASF amplía su portfolio de lechuga con variedades más resistentes

La división de semillas hortícolas trabaja también en la búsqueda de nuevas espinacas

BASF cuenta con un amplio portfolio de variedades de espinaca con las que logra cubrir todo el  ciclo de cultivo.
BASF cuenta con un amplio portfolio de variedades de espinaca con las que logra cubrir todo el ciclo de cultivo.

BASF celebra del 15 al 19 de febrero una nueva edición del Lettuce & Spinach Demo Field en  sus instalaciones de La Palma, en Cartagena (Murcia), para mostrar sus novedades y conceptos  en las distintas tipologías de lechuga y espinaca. Bajo estrictas medidas de seguridad e higiene,  responsables técnicos y comerciales atenderán a sus clientes en visitas personalizadas, así como  a través de encuentros virtuales para quienes lo soliciten. 


Un año más, el negocio de semillas hortícolas de BASF, organiza su Demo Field en torno a  conceptos que sintetizan las necesidades presentes y futuras del consumidor. Tales conceptos se  agrupan en cuatro grandes bloques como son Sabor y Apariencia, en el que se aúnan placer y  sabor; Tecnología, enfocado a dar solución a la eficiencia en la producción y que incluye su  apuesta decidida por la recolección mecanizada; Lechuga del Chef, con variedades diseñadas  para su uso en cocina en sándwiches, hamburguesas o como lechuga snack; y finalmente el  concepto Convenience, con variedades que facilitan su consumo y promueven una alimentación  más saludable. 


Para ello, introduce novedades en las distintas tipologías de lechuga con las que cumple un triple  objetivo: completa el ciclo de cultivo en España, aporta más resistencias y ofrece variedades  versátiles, de modo que “el productor pueda elegir qué quiere producir y cómo”, explica Carlos del  Espino, Account Manager de Lechuga de BASF. 



Theras* y la VS15**, una nueva variedad en desarrollo, son las novedades en Little Gem, la  primera para un ciclo de otoño-invierno y la segunda para primavera; ambas con todas las  resistencias a mildiu y pulgón, y aptas para doble uso, es decir, gracias a su fácil pelado, se  adaptan a la confección tanto en cogollos como corazones. Con estas dos nuevas variedades,  BASF continúa completando una gama que ya cuenta con Thicket* y Thespian, dos Little Gem  muy versátiles que cubren todo el ciclo de producción. 


En Mini Romana, la multinacional lanza dos nuevas variedades: VS73**, en rojo (en desarrollo), y  NUN 06574*, en verde. La primera está recomendada para plantaciones de otoño tardío e  invierno, mientras que la segunda cuenta con un calendario más amplio: otoño tardío, invierno y  primavera temprana. Ambas destacan por su buena forma y color, que en el caso del rojo de la  variedad VS73** llega hasta su interior, además de por contar con resistencias a mildiu y pulgón. 



Romanas para todos los mercados 


BASF sigue apostando por variedades como Glamoral y Sideral, adaptadas al cultivo en alta  densidad y que, por su tamaño y peso, son idóneas para los mercados de exportación. A ellas se une este año la NUN 06263*, una Romana para otoño con un tamaño algo mayor y que, al igual  que sus antecesoras, ofrece altos rendimientos. 

Para el mercado nacional, la novedad es Boratal*, “una Romana tradicional” para producciones de  invierno que destaca por su alta tolerancia a tip burn y espigón. 


Más resistencias y mejor formación 


Es el objetivo que persigue BASF en Iceberg, que no cesa en su empeño para mejorar también la calidad en sus nuevas variedades. De este modo, introduce este año tres nuevos materiales con  los que completa el ciclo de cultivo: Goldiva (para otoño), Segobia* (invierno) y Recilia* (para  invierno y primavera). Todas ellas cuentan con un buen calibre y formación, además de  resistencias a mildiu y pulgón. 


En el caso de Segobia*, tiene además buen comportamiento frente a big vein, mientras que  Recilia* destaca por su plasticidad. “Es una variedad que se puede utilizar en distintas fechas y  zonas de cultivo, y en todos los casos ofrece un producto homogéneo y de gran calidad”, explica  Del Espino.  


Actualmente, BASF tiene en marcha varios ensayos con el objetivo de seguir ofreciendo al  mercado variedades para toda la campaña que respondan a las tres máximas de la empresa en  esta tipología: calibre, calidad y resistencias. 


Nuevos retos en espinaca 


BASF cuenta con un amplio portfolio de variedades de espinaca con las que logra cubrir todo el  ciclo de cultivo, y entre las que destacan Hydrus (para verano), Dracus y Alcor (otoño-primavera),  y Regor* y Nembus* (invierno). Todas ellas son variedades de alto rendimiento y buen color, que  cuentan, además, con resistencia a todas las razas de mildiu (1-17). 


A pesar de completar el ciclo de cultivo, en BASF continúan trabajando en el desarrollo de nuevas  variedades que den respuesta a las demandas de toda la cadena de valor.  Actualmente, el desgaste de los suelos de cultivo unido a las nuevas limitaciones en materia  fitosanitaria de la Unión Europea (UE) se ha convertido en el caldo de cultivo perfecto para la  proliferación del Damping off, normalmente ocasionado por Fusarium en las plantaciones de  espinaca, y que llega a ocasionar daños que alcanzan el 70% de la cosecha en algunos casos. 


BASF, en su compromiso constante con el sector, no solo ha reforzado su labor de asesoramiento  a los productores, sino que también está redoblando esfuerzos para ofrecer variedades tolerantes  a este hongo de suelo. “Estamos realizando ensayos con nuevas variedades y manejos de suelo  adecuados”, comenta Del Espino, quien añade que también tienen puesto el foco en la mayor  incidencia de Pythium en los cultivos de hoja.  


Por último, la división de semillas hortícolas de BASF ha anunciado la incorporación del canónigo  a su catálogo, un cultivo en auge y en el que la compañía tiene ya una posición de liderazgo en el  mercado europeo. Hasta 2020 estas variedades eran comercializadas por su entonces filial  alemana Hild. 


 

Temas relacionados
Empresas Innovación Agricultores

para ti

en destaque