Las lluvias permiten a los regantes recuperar los trasvases de Negratín y Tajo

Los agricultores confían en que cubran sus necesidades al menos hasta septiembre

El agua de los trasvases del Negratín o el Tajo se embalsa en el pantano de Cuevas
El agua de los trasvases del Negratín o el Tajo se embalsa en el pantano de Cuevas La Voz

Las lluvias que llegaron en las dos primeras semanas del mes de enero han tenido como consecuencia un incremento en los niveles de agua acumulada en el pantano del Negratín. A principios de esta semana acumulaba ya 213 hectómetros cúbicos y el agua sigue llegando a la presa.


Los datos han sido confirmados por la Federación de Regantes de Almería, que realiza un seguimiento constante de la situación del pantano granadino. Según su presidente, José Antonio Fernández Maldonado, el flujo constante de agua ha hecho que en los últimos días de esta semana se hayan alcanzado los 216 hectómetros cúbicos.


Trasvase
Con esas cantidades de agua embalsada se superan los mínimos establecidos por la normativa para permitir la transferencia de recursos a las zonas del Almanzora y Levante almerienses, establecido en los 210 hectómetros cúbicos.



El presidente de Feral ha informado de que este próximo lunes se celebrará una reunión de la Comisión de Seguimiento del Trasvase del Negratín en la que, de no surgir inconvenientes, se procederá a autorizar de nuevo un trasvase que fue suspendido el pasado mes de septiembre ante la escasez de agua embalsada, insuficiente para hacerlo posible.


Hay confianza absoluta en que, efectivamente, los envíos de agua se reanuden a partir de este próximo martes 9 de febrero. Lo que aún no se ha establecido es la cuantía de esa transferencia, aunque Fernández Maldonado confía en que sean, o se acerquen mucho, a los 50 hectómetros cúbicos que recogen las normas que rigen este trasvase. Desde Feral entienden que no debe haber mayores problemas ya que se espera que para la semana que viene, al continuar el deshielo, se calcula que el Negratín estará por encima de los 220 hectómetros cúbicos.



Regulación
De cara a la reanudación en las dotaciones de agua para Almería, la comunidad de Regantes del Almanzora ha solicitado que en lugar de realizarse de golpe el envío de los 50 hectómetros cúbicos, estos se queden embalsados en el propio Negratín y vayan siendo enviados en función de la demanda mes a mes.


La razón de esa petición es que la llegada de un alto volumen de agua obliga a almacenarla en el pantano de Cuevas del Almanzora, de forma que cada vez que se precise agua para riego hay que volver a bombearla hasta cotas de hasta 700 metros por encima del pantano, incrementándose con ello el coste energético con este tipo de operaciones.


Agua del Tajo
Por otra parte, la comarca del Levante almeriense está ya recibiendo agua procedente del trasvase Tajo Segura. La Comisión del Trasvase ha aprobado una dotación de 38 hectómetros cúbicos de agua al haberse pasado del nivel de alerta 3 al 2 en estas últimas semanas.


Según los datos recabados por la Federación de Regantes de Almería, los pantanos de regulación de este trasvase, los de Entrepeñas y Buendía, acumulaban a principios de este mes de enero 698 hectómetros cúbicos de agua, notablemente por encima de los 597 que establecen el nivel de embalse mínimo recogido en el nivel 2.


Esos 38 hectómetros cúbicos destinados al trasvase han de ser repartidos en las provincias de Murcia, Alicante y Almería, siendo la almeriense la que menos volumen recibe procedente del Tajo, por debajo de los 5 hectómetros cúbicos.


Los regantes se muestran satisfechos de poder disponer de seguridad para cubrir la demanda de los próximos meses, pero la experiencia les lleva a ser prudentes “porque no sabemos lo que ocurrirá de aquí al verano y sobre todo en septiembre, cuando la demanda de agua es mayor y las existencias disminuyen

 

Temas relacionados
El tiempo Agua Pantano de Cuevas Energías Trasvases

para ti

en destaque