Científicos y divulgadores ponen en valor la aportación de invernaderos solares

El congreso europeo sobre este método de producción supera los cinco millones de impactos

Durante dos jornadas, expertos, investigadores y divulgadores científicos  han expuesto aspectos poco conocidos.
Durante dos jornadas, expertos, investigadores y divulgadores científicos han expuesto aspectos poco conocidos.

Los invernaderos solares han ocupado esta semana un lugar muy destacado a través de las redes sociales. La celebración del I Congreso Europeo de Invernaderos Solares en versión digital ha servido para acercar este método de producción europeo de frutas y hortalizas a la sociedad. 


Inversolar ha tenido una clara intención, la de explicar “todo lo que debes saber sobre los invernaderos para que no te lleven al huerto”. Durante dos jornadas, expertos, investigadores y divulgadores científicos en el ámbito de la nutrición, la química, la economía, la virología o las matemáticas han expuesto aspectos poco conocidos, han roto moldes y han acabado con falsos mitos bastante arraigados.


El congreso, presentado por David Baños, arrancó con las intervenciones de los presidentes de APROA, HORTIESPAÑA y EUCOFEL, entidades participantes en el programa europeo de información y promoción Cute Solar, en el que se enmarca Inversolar. Para Juan Antonio González, presidente de la Asociación de Productores de Frutas y Hortalizas de Andalucía, este evento ha supuesto “una magnífica oportunidad para acercar los entresijos del método de producción al público en general de una forma amena, pero con todo el rigor científico”. Francisco Góngora, presidente de la Interprofesional de Frutas y Hortalizas de España, puso el énfasis en “los valores de sostenibilidad ambiental, económica y social de los invernaderos solares”. El presidente de EUCOFEL, Juan Marín, resaltó la importancia de llevar a cabo acciones de este tipo en colaboración entre distintas organizaciones sectoriales “con un objetivo común, la puesta en valor de los productos y de los modelos agrícolas”. 



Las charlas comenzaron con la intervención del virólogo Enrique Royuela y una ponencia a caballo entre la ciencia, el cine, la ficción y la realidad. El título ya prometía: ‘¿Cómo sobrevivir a un Apocalipsis Zombi?’. El divulgador científico llevó al extremo el papel fundamental de los invernaderos solares en la pandemia, garantizando la producción de alimentos frescos, mientras realizaba un recorrido por el cine y la literatura zombi.


El químico Daniel Torregrosa atacó directo al origen histórico de los prejuicios y miedos sobre los plaguicidas. Desmontó la ‘quimiofobia’ que padece nuestra sociedad para recordar que, gracias a la química, somos más longevos y nuestra salud es mejor, “precisamente ahora mismo nuestro futuro depende de una vacuna”. El científico murciano también aseguró que “vivimos el mejor momento de la historia en materia de seguridad alimentaria”. 



La matemática Clara Grima repasó la larga historia de amor entre su disciplina y la agricultura, remontándose al antiguo Egipto, para acabar refiriéndose al Big Data, los modelos predictivos o la incorporación de robots a este sector. Para esta andaluza “la ciencia, la tecnología y la agricultura son la medicina del futuro” para nuestra sociedad. 


La primera sesión del congreso se cerró con la siempre elocuente Deborah García (Deborah Ciencia), que puso todo el énfasis en ‘La Demonización del Plástico’. La divulgadora científica reconoció el valor de las cubiertas de invernadero “por su bajo impacto ambiental, debido a su durabilidad, y su eficiencia a la hora de producir alimentos”. Se mostró crítica con la manera tan frívola que tiene la sociedad de abordar las cuestiones relacionadas con este material.


El segundo día de Inversolar comenzó con una de las ponencias más esperadas, la de una de las divulgadoras e influencers de más éxito en España. Marián García (Boticaria García) habló de alimentación, bulos y factores de riesgo. En su intervención expuso que, a pesar de las fakenews sobre alimentación y métodos de producción, la realidad es que “en Europa tenemos unos controles muy estrictos. Las frutas y hortalizas de España tienen absoluta garantía”. 


El catedrático de bioquímica y biología molecular de la Universidad Politécnica de Valencia, José Miguel Mulet, respondió a la cuestión “¿Qué tipo de agricultura en más sostenible?”. Comenzó asegurando que “todo lo que somos se lo debemos a la agricultura y gracias a eso nos hemos tecnificado”. Mulet señaló que “estamos vivos gracias a la agricultura”, a la vez que animó a políticos y ciudadanos en general a comunicar cómo es la agricultura real hoy en día para ponerla en valor. No perdió la ocasión de trasladar a los participantes que “tenemos que estar muy orgullosos de los invernaderos de Almería”. 


El desierto del sureste español esconde unos valores medioambientales muy importantes y la producción intensiva en invernaderos se ha convertido en aliada de la biodiversidad. Por ejemplo, en Almería sólo el 3,4% de la superficie está ocupada por estos cultivos y prácticamente la mitad de la provincia la constituyen áreas protegidas. El botánico Rafael Medina afirmó que “las apariencias engañan porque el mar de plástico esconde un vergel lleno de vida”.


Este primer Congreso Europeo sobre Invernaderos Solares finalizó con un análisis económico de la situación actual, en plena pandemia, y el papel jugado por la agricultura del invernadero en esta crisis. El economista Daniel Lacalle definió el sector como una “agroindustria a prueba de virus”, reclamando una “mayor atención por parte de la clase política y de la sociedad para una agroindustria que ha generado menos paro y ha tenido menos contagios” gracias a la profesionalidad de sus agentes. 


Ahora Inversolar está disponible en el canal de YouTube de Cute Solar, donde se pueden repasar todas las ponencias en español, inglés y alemán. Además, muy pronto también se incorporará a la web www.cutesolar.es. La respuesta del público a esta actividad ha superado todas las previsiones con casi 400 inscritos de todos los rincones de España y de países como Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido, México, Colombia o Argentina. Durante la emisión del congreso en directo se han llegado a superar los 600 participantes, una cifra que se ha seguido incrementando con la transmisión en redes sociales y con todas las interacciones registradas. Sólo a través de la cuenta oficial de Twitter el alcance durante los dos días de congreso ha sido de 5 millones y medio de impactos. 



 

Temas relacionados
Agricultores Empresas Unión Europea Medicina

para ti

en destaque