Juan Segura: “no nos queda otra opción que seguir con el trabajo”

Coprohnijar trabaja en su planta de ecológico cuya inauguración tuvo que ser aplazada

Juan Segura, presidente de Coprohnijar.
Juan Segura, presidente de Coprohnijar. La Voz

Coprohnijar habría inaugurado oficialmente su nueva planta específica para producto ecológico el pasado 14 de marzo. El Estado de Alarma hizo imposible esta celebración que, como sucede siempre en la cooperativa nijareña, constituye un acontecimiento social para una buena parte de esta zona agrícola de Almería.


Coprohnijar ha aplazado la convocatoria de esta celebración para cuando sea posible llevarla a cabo.   


En cualquier caso, la planta está funcionando, eso sí, bajo las más estrictas normas derivadas de la situación tan especial que está viviendo toda la sociedad.  La ventaja es que, aunque nadie podía imaginar una epidemia de estas características, las nuevas instalaciones fueron concebidas con bastante holgura de espacio, gracias a lo cual ha sido un poco más fácil adaptarse a las distancias entre personas establecidas por las normas de seguridad, que toda la industria agroalimentaria tiene que cumplir. Normas que en el caso del sector hortofrutícola, se han implementado con cierto adelanto a la normativa. 


Ubicadas en Los Pipaces de la pedanía nijareña de San Isidro, estas nuevas instalaciones ocupan unos 12.000 metros cuadrados, alcanzando los 15.000 si se tienen en cuenta los altillos. El proyecto ha supuesto una inversión en torno a los ocho millones de euros. 



La creciente demanda de productos orgánicos que se registra en los principales mercados europeos ha sido la principal razón para incorporar esta nueva nave. Los productos que llevarán la marca.  


Seguir trabajando El presidente de Coprohníjar, Juan Segura, explicaba recientemente en SER Agricultor que “ante este panorama no sirve de nada quejarse. Es necesario superar los retos que se nos plantean y seguir trabajando para salir adelante.  No nos queda otra.” 


Resuelto y resignado, Segura subraya lo decepcionante que puede resultar esta forma de trabajar, pero se muestra "convencido de  superar esta adversidad".


De hecho, la nueva planta de ecológico se espera que atienda el 35% de toda la producción de Coprohníjar a corto plazo, cifra esta que se sitúa en las últimas campañas en el entorno de los 55 millones de kilos.


Planta La nueva lanta especializada en producción ecológica de Coprohníjar está procesando las cosechas del  centenar y medio de hectáreas con que cuenta la cooperativa. En las últimas campañas se ha venido registrando un paulatino incremento de la superficie que los socios de esta cooperativa  han certificado como ecológica. 


Las nuevas instalaciones tienen una capacidad de procesado en torno a los quince millones de kilos. Actualmente, por sus líneas pasan tomates de distinta tipología. Y, muy pronto, llegar la sandía, que Coprohníjar comercializa a través de Anecoop. Es este un producto muy importante para la cooperativa nijareña, que llega con un incremento previsto entre un 10%  y un 15% más que el año pasado, pero envuelto en la incertidumbre. Nadie sabe como va a reaccionar el mercado a esta fruta veraniega  tan sensible en su demanda a la climatología. 


No obstante, la sandía Bouquet de Anecoop, bajo cuya marca comercializa Coprohníjar, es líder con diferencia en exportaciones y la de esta cooperativa es la primera que llega al mercado. 


Juan Segura explica que “todo sigue funcionando con la normalidad condicionada por el coronavirus. Las fincas de la sierra y de la provincia de Granada ya están trasplantando la cosecha de tomate de verano”. 

 

Temas relacionados
Sandía Coprohníjar Agroalimentación Anecoop Estado de alarma Industria Verano

para ti

en destaque