UPA Andalucía considera que las reducciones de IRPF serán beneficiosas

Sin embargo, la organización solicita algunos cambios

La Voz

El pasado jueves se publicó en el BOE la Orden de reducción de los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para actividades agrícolas y ganaderas correspondientes al ejercicio 2019.


Esta orden recoge aquellas circunstancias excepcionales que hayan afectado a las actividades agrícolas y ganaderas durante el pasado año, que en Andalucía han estado marcadas por unas condiciones climatológicas adversas, con temporales de lluvia, tormentas y sequía. Pero quizá el escenario más grave lo protagoniza la continuación de una grave crisis de precios generalizada, provocada por la inestabilidad del mercado y la especulación por parte de la industria y la comercialización, que durante 2019 se ha cebado especialmente con sectores como el del olivar o los productos hortofrutícolas.


La aplicación de esta norma va a suponer, en principio, una rebaja de la base imponible del orden de 614 millones de euros para el sector agrario, la mayor cifra del último quinquenio y aproximadamente el triple de la de 2018. Por ello, desde UPA Andalucía han querido agradecer la celeridad y el esfuerzo realizado por parte del Gobierno central ya que, sin duda, traerá consigo un gran alivio para la delicada situación de crisis que atraviesan hoy, y que atravesaron los agricultores y ganaderos en 2019. “Acogemos de manera muy positiva la reducción al 50% de los módulos fiscales de la mayor parte de los sectores para los que planteamos exenciones. Eso significa que se van a poder beneficiar de ellas una mayoría de pequeños y medianos agricultores andaluces”, ha señalado desde la organización agraria su secretario general, Miguel Cobos.


Sin embargo, tras el análisis pormenorizado por parte de UPA Andalucía de la citada Orden de reducción de módulos del IRPF, consideran que varios índices distan mucho de la reducción necesaria y no recogen todas las circunstancias excepcionales que se produjeron durante el pasado año, ni las graves pérdidas de rendimiento sufridas en sectores trascendentales y estratégicos para nuestra comunidad autónoma.



La organización agraria ha detallado, en una alegación al Gobierno de la Junta de Andalucía, los sectores y municipios que se han quedado atrás y para los cuales, a su entender, el índice neto debe ser corregido, que se resumen a continuación:


HORTÍCOLAS: Con carácter general, las producciones hortícolas se han visto afectadas por una actividad importante de tormentas, destacando los daños provocados por la DANA en septiembre, y alternancia de periodos cortos de tiempo con altas y bajas temperaturas. También ha habido problemas fitosanitarios como virosis y bacteriosis, aumentando los costes de producción y, en determinados casos, acarreando pérdidas considerables de cosecha. Y, de forma generalizada, ha habido un grave problema de bajos precios que ha afectado a la mayoría de sectores hortícolas. Por tanto, es necesario dar una vuelta de tuerca más a los índices de rendimiento neto y adaptarlos en este sector. En concreto, debido a la incidencia de virosis en calabacín y tomate, debe reducirse el índice para toda la provincia de Almería, pasando de 0,26 a 0,13, en vez de a 0,18 como se he concedido hasta el momento.


Desde UPA Andalucía solicitan también que se tenga en consideración la Comarca de Níjar, en Almería que, inexplicablemente, no se ha incluido. Fue especialmente castigada por el paso de la DANA, causando importantes desperfectos en invernaderos y mermas de la cosecha, agravios unidos al problema existente de bajos precios. Debido a esto, solicitan adaptar el índice de rendimiento neto de 0,26 a 0,13. Por la misma causa, hay que adaptar el índice de 0,13 para el municipio de Huéscar, además de los ya atribuidos para Orce y Puebla de don Fadrique.


UVA: En este sector se redujo la producción debido a la fuerte sequía y los golpes de calor, hecho al que se une la perpetua situación de precios bajos desde hace ya más de una década. Consecuentemente, se hace necesaria la adaptación para el año 2019 de su índice de rendimiento neto. Por tanto, además de los municipios de Arenas, Canillas de Aceituno y Vélez-Málaga, para los que se han adaptado sus módulos a 0,22 para uva de mesa; 0,22 para uva para vino con D.O.; y 0,18 para uva para vino sin D.O., solicitamos que se amplíe y se adapten para los municipios de Almáchar, El Borge, Moclinejo, Manilva, Iznate, Macharaviaya, Cútar Benamargosa, Comares, Sedella, Salares, Árchez y Mollina, ya que han padecido las mismas causas extraordinarias.


APICULTURA: el sector apícola ha padecido un 2019 catastrófico: falta de lluvia y, por tanto, ausencia de floración e imposibilidad de que las colmenas tuvieran un desarrollo normal. También ha sufrido enfermedades, pérdida de producción, y bajada de precios por las importaciones de miel asiática. Todas estas circunstancias han incrementado los costes para la reposición de colmenas, y afectado a la rentabilidad de las explotaciones apícolas. Por lo tanto, es necesario ajustar, aún más si cabe, y adaptar su índice de rendimiento para 2019 en toda Andalucía. Desde UPA solicitan pasar de 0,26 a 0,00, en lugar del 0,13 asignado.

 

Temas relacionados
Calabacín IRPF Invernaderos Andalucía Lluvias Agua
<lv-tagger-space name="OUTBRAIN"></lv-tagger-space>

para ti

en destaque