Larvas de insectos para dar nuevo uso a los residuos

El proyecto Entonatur es desarrollado por investigadores de Tecnova

Trabajo con las larvas en un laboratorio de la Fundación Tecnova
Trabajo con las larvas en un laboratorio de la Fundación Tecnova La Voz

Como proyecto de Investigación, Desarrollo e Innovación en el marco de la Orden de Agentes del Sistema Andaluz del Conocimiento,  Tecnova está llevando a cabo lleva a cabo una investigación utilizando larvas de insectos para la bioconversión de residuos agrícolas en compuestos de alto valor añadido.


Se trata de un proyecto financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidades. El manejo de los residuos de la agricultura intensiva debe ser una obligación más para el futuro sostenible de los invernaderos


Bioeconomía
Las actuaciones apuestan por abordar la gestión de los restos vegetales desde la perspectiva del concepto de economía circular, la bioeconomía y la unión entre los diferentes agentes involucrados, de manera que se pueda obtener valor de los restos vegetales de una manera más eficiente, logrando que se cierren los ciclos productivos.


En definitiva, se trata de impulsar un nuevo sistema, que reutilice o recicle los materiales y residuos que se generan para crear nuevas materias primas que se incorporen de nuevo al mercado, dándoles una segunda vida y avanzando hacia el desarrollo sostenible.


Proyecto Entonatur
En este sentido, el presente proyecto bautizado con el nombre de ‘Entonatur’, pretende utilizar insectos como vectores para aumentar el potencial de su composición a través del aprovechamiento de residuos de la industria hortofrutícola utilizándolos como alimento.


Las larvas de insectos son capaces de alimentarse de residuos orgánicos de todo tipo y utilizar sus compuestos de interés para mejorar su composición rica en compuestos bioactivos. Se quiere llevar a cabo un aprovechamiento integral de las larvas de insectos alimentadas con residuos para la obtención de interés en la industria agraria y alimentaria, principalmente.


Por lo general, la producción de hortícolas en invernadero conlleva la generación de un gran volumen de restos vegetales que provoca problemas de gestión de aquellas zonas donde existe una alta concentración de este tipo de producción, siendo uno de los graves problemas que ha tenido la agricultura intensiva, desde su inicio.


Frutos del destrío
Los investigadores explican que en el primer paso, de cría de insectos a escala de laboratorio se utilizan frutos de destrío previamente tratados. “Pasaríamos a hacer un análisis de los insectos para evaluar su potencial en relación al contenido de biocompuestos, el cual se pretende variar con la alimentación. Una vez analizados pasamos a hacer metodologías de extracción para aislar esos biocompuestos de interés y finalmente se estudian las posibles aplicaciones en la industria agraria y en la industria alimentaria”.


Son seleccionados los frutos de destrío que por su composición tengan interés para utilizarlos con este fin. Para poder aprovechar todo el producto de destrío de la zona.

 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail