Agricultores “hartos” regalan sus berenjenas en La Cañada

Joaquín Delgado, impulsor de la iniciativa, se lamenta: “Para lo que me pagan, lo regalo”

Después de una jornada de recogida de berenjenas que comienza a las 05:00 horas de la mañana, a Joaquín Delgado, agricultor de El Alquián, lo que "menos" le apetece es que en la subasta le ofrezcan "20 céntimos por kilo". Así lo denuncia este propietario de una explotación agrícola que esta tarde, "harto" por la situación en la que se encuentra el sector ha decidido plantarse y regalar todo su género en la puerta de un supermercado de La Cañada.


Una idea a la que le han acompañado hasta 15 agricultores de La Cañada, El Alquián, Níjar y de la zona del Poniente almeriense y que han llevado hasta las puertas del citado supermercado un camión cargado con más de 2.300 kilogramos de berenjenas "recién cogidas". Una acción que ha estado motivada, tal y como denuncia Delgado a LA VOZ, por el hartazgo que están experimentando estos agricultores a causa de los bajos precios y que ha hecho que durante estas últimas semanas se hayan protagonizado varias tiradas de género en distintos puntos de la provincia.



Joaquín Delgado reparte sus berenjenas a los clientes del supermercado.
Joaquín Delgado reparte sus berenjenas a los clientes del supermercado.La Voz


"Miseria"

"Para lo que me pagan, prefiero regalar las berenjenas. No puede ser que me quieran dar 20 céntimos por kilo, que la semana pasada después de un día entero de trabajo de mi mujer y mío, con la venta del género solo sacamos 50 euros", denuncia Delgado, quien asegura: "Y para tirarlas, prefiero regalárselas a la gente y que vea que lo que nosotros le regalamos y nos pagan a céntimos, es mucho mejor de lo que van a comprar en los supermercados por casi dos euros".


De este modo, el agricultor, que asegura que la situación es tan dramática que no pudo asistir la semana pasada a las concentraciones en el Poniente "porque no tenía ni 50 euros para llenar el tanque", asegura que va a seguir actuando de la misma forma mientras dure esta situación. "Lo he pensado esta mañana espontáneamente, pero visto que ha tenido repercusión y que estamos haciendo a los consumidores conocedores de nuestra situación, lo voy a seguir haciendo si me dan esta miseria por mi género", sentencia.


 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail