Almería multiplica por 5 su exportación de papaya desde 2010

El cultivo de subtropicales rompe el monopolio de las hortalizas

El proceso de manipulado de la papaya se realiza en Hortamar
El proceso de manipulado de la papaya se realiza en Hortamar La Voz

Hay futuro más allá de las hortalizas; al menos eso se desprende de la evolución que están mostrando en los últimos años otros grupos de cultivos y, entre ellos, los llamados ‘exóticos’, productos subtropicales que están encontrando en la provincia un buen marco para su producción intensiva.


Los datos que acaba de dar a conocer la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta (Extenda) indican que las exportaciones de este tipo de productos, con la papaya a la cabeza, han aumentado en un 435 por ciento en la última década, pero con un incremento espectacular en los últimos tres ejercicios.


Programas
Uno de los instrumentos que han nacido en Almería para dar impulso al cultivo de productos subtropicales, como la papaya o el mango, entre otros, se puso en marcha en el año 2017 con la creación de la Asociación de Interés Agrícola ‘Exóticos del Sur’, liderado por la cooperativa de segundo grado Anecoop, en la que figuran como socios estratégicos la propia Anecoop, la Fundación Cajamar, Hortamar, Conagricán y Coexphal, que cuentan con centros de investigación como el de la Universidad de Almería, donde se han desarrollado buena parte de las investigaciones para la adaptación de estos cultivos al entorno hortofrutícola almeriense.


Diversificar
Uno de los objetivos esenciales de este proyecto es el de permitir una mayor diversificación de la agricultura almeriense, muy centrada en las últimas décadas en el cultivo de hortalizas, pero que deben hacer frente a un constante aumento de la competencia de otras zonas productoras, europeas y de otros continentes que compiten con menores costes.


En el caso de ‘exóticos’ como el mango o la papaya, los estudios realizados han mostrado que se pueden obtener ventajas competitivas importantes para abordar los mercados, entre ellas disponer de una climatología adecuada, casi única en Europa.


En su punto
En opinión del director de Anecoop en Almería, Iván Rodríguez, la ventaja de la papaya almeriense se produce a causa de su cercanía a los mercados europeos, lo que reduce los tiempos de transporte y permite no sólo que se produzca la maduración en el árbol, sino un menor impacto en la huella de carbono.


La consecuencia de esa cercanía es que los frutos “tienen un mejor color y sabor y a ello se suma, como interés para los agricultores, un buen precio en el mercado de destino”. Es además un cultivo de rápida entrada en producción y altos rendimientos que le otorgan un retorno rápido de la inversión.

 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail