Europa se asoma al agro almeriense para conocer su eficiencia

Investigadores y expertos conocen de cerca el modelo de Almería

Visita de los investigadores europeos a la finca de Clisol Agro
Visita de los investigadores europeos a la finca de Clisol Agro La Voz

Han sido tres días de intenso trabajo, de profundos debates; se trataba de poner el broche final al proyecto europeo Fertinnowa, que ha elegido Almería para celebrar su Conferencia Final y dejar como legado las propuestas más eficaces para transferir las tecnologías a los agricultores de Europa y del resto del mundo.


Terminar en Almería era la opción desde que este proyecto se pusiera en marcha, una decisión basada en la aplicación de tecnologías y de modelos que buscan la eficiencia energética, hídrica o ambiental en los procesos productivos, precisamente los objetivos que se habían establecido.


Visita al campo
Y para comprobar el acierto de la elección la tercera y última jornada de este encuentro, en el que han participado investigadores, productores,  comunidades de regantes, responsables de administraciones públicas, oenegés y organizaciones ecologistas y de consumidores, se dedicó ayer a realizar visitas de campo a zonas de producción con sistemas de cultivos diferentes a Poniente, Levante y el Almanzora.


La más celebrada la llevada a cabo en las instalaciones de Clisol Agro donde su gerente, Lola Gómez (que ha participado directamente en Fertinnowa como consultora), realizó un recorrido por la gestión en sus invernaderos, el tratamiento del agua, su recogida y reutilización, el uso del control biológico y las tecnologías que permiten que la agricultura almeriense esté considerada una de las más eficientes del mundo en lo económico, lo social y lo ambiental.


Modelo global
El éxito de Fertinnowa es haber conseguido crear un modelo eficaz de trabajo para transferir con éxito las nuevas tecnologías a los productores y suprimir las brechas que impedían la incorporación de la innovación a las prácticas agrícolas.


Durante los últimos tres años, el consorcio Fertinnowa ha realizado una encuesta a cientos de productores europeos y ha investigado para identificar las tecnologías de fertirrigación más eficientes, con el objetivo de dar respuesta a los retos de sostenibilidad económica y ambiental que del sector agrícola europeo.


El método de trabajo se ha basado en esas encuestas que han permitido obtener resultados veraces para caracterizar las brechas tecnológicas existentes en diferentes regiones, compararlas y evaluar cuáles son las tecnologías capaces de resolver los problemas detectados.


Gracias a esto, se han identificado los motivos reales por los que los agricultores no aceptan en muchas ocasiones la incorporación de nuevas tecnologías y se ha averiguado por primera vez que los productores europeos tienen en común la opinión de que nunca hay una tecnología realmente adecuada para resolver su problema específico. 


Proyecto vivo
Els Berckmoer, coordinadora del proyecto,  afirma que “el espíritu de Fertinnowa va a seguir vivo, porque hemos dejado al sector agrícola un importante legado de conocimiento en el Compendio de Fertirrigación y nuevos proyectos en todo el mundo van a inspirarse en nuestra metodología”.


Por su parte, Rafael Peral, Secretario General de Agricultura y Alimentación del Gobierno andaluz, remarcó la importancia de que la futura PAC mantenga las ayudas para modernización de regadíos. “La Comisión Europea debe reconocer que son necesarias para la creación de empleo y riqueza y para la fijación de la población a los territorios rurales”.

En Portada

Newsletter

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail
Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.