La agricultura se une para defender la mejora vegetal

El segundo debate ‘Agroateneo’ aborda el futuro de la biotecnología en el territorio europeo

Los ponentes debatieron en la sede de Tecnova durante dos horas.
Los ponentes debatieron en la sede de Tecnova durante dos horas. La Voz

La segunda edición del debate Agroateneo organizada por La Voz de Almería, Cadena SER y Agricultura 2000 reunió a un panel de expertos del sector agrícola y biotecnológico para debatir acerca del futuro de la edición genómica en Europa. Bajo el título ‘CRISPR, ¿Una opción perdida para el futuro agrícola europeo?’, los participantes abordaron desde varias perspectivas la situación actual de esta técnica y los efectos que tendrá para el modelo agrícola almeriense.


Los invitados al debate fueron, por orden de aparición, el profesor en mejora genética de la Universidad de Almería Manuel Jamilena; el director general de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales de España (ANOVE), Antonio Villarroel; el gerente de Coexphal, Luis Miguel Fernández; y el impulsor del seminario en Agroecología de la UAL, José Manuel Torres.


Ciencia y sociedad
El evento, que contó con la colaboración de Tecnova y ANOVE, tuvo como punto de partida la sentencia del pasado mes de julio del Tribunal Europeo que equipara los alimentos modificados mediante la tecnología CRISPR (edición genómica) al resto de los organismos genéticamente modificados, siendo los transgénicos los productos más conocidos de esta categoría.


La visión que desprendieron los ponentes sobre esta noticia fue que, una vez más, “Europa está dejando pasar el tren de la innovación una vez más”, un hecho que reviste una especial gravedad para el modelo productivo de la provincia. “Almería se cae sin mejora genética”, añadió Manuel Jamilena sobre la importancia que el desarrollo de variedades hortícolas juega en la agricultura intensiva.


El CRISPR, una técnica que permite una selección y modificación de los genes con una rapidez y precisión hasta ahora desconocidas, es el último asunto que enfrenta a la biotecnología con algunos grupos ecologistas europeos que se muestran contrarios a la utilización de estas técnicas en la agricultura. “Lo cierto es que resulta llamativo que las técnicas que se usan en la salud humana se rechacen para proteger a las plantas”, reflexionaba Antonio Villarroel, añadiendo que “existe una ecología científica con la que debemos de encontrar un punto de encuentro para alejarnos de los fanatismos”.


Almería
Para la provincia, esta necesidad es aún más urgente. "Almería se ha consagrado uno de los principales ecosistemas dedicados a la investigación en mejora vegetal del mundo", explicaba el secretario general de ANOVE. Este progreso ha ido unido al crecimiento del sector de producción y comercialización de frutas y hortalizas, también uno de los más punteros del mundo.


El director general de Coexphal, Luis Miguel Fernández, ahondó en este asunto asegurando que "la semilla híbrida fue una revolución para la agricultura de Almería", un reconocimiento para los centros de I+D de muchas multinacionales instaladas en la provincia, cuyo trabajo "nos sigue permitiendo ser competitivos en los mercados hoy en día".


Lo que se investiga en Almería se cultiva aquí, pero también en California, el norte de México o el arco mediterráneo. La biotecnología es una industria de valor añadido y conocimiento para Almería, donde no hay paro y que busca personal cualificado de forma permanente”, añadió Antonio Villarroel.


Sostenibilidad 
La exposición de Almería como una de las zonas más desarrolladas en la investigación genética para la mejora de las especies vegetales dio paso a  la relación entre la biotecnologia y una agricultura sostenible. “El CRISPR es una herramienta esencial para desarrollar variedades resistentes a los problemas que nos vamos a encontrar como consecuencia del cambio climático”, aseguró el profesor Manuel Jamilena. En esta misma línea se expresó al hablar sobre las enfermedades vegetales: “desde que el virus de Nueva Delhi se diagnosticó en Almería, no se ha encontrado ninguna solución al roblema. El CRISPR también será de una importancia vital para contrarrestar las enfermedades vegetales en el campo.


El ‘boom ecológico’
Otro de los temas que surgieron a lo largo del debate fue la irrupción de la agricultura ecológica en Europa, un dato interesante que puso de relieve la relación entre la industria de las semillas, la producción y la distribución de alimentos. “El producto ecológico es necesario porque nos lo está pidiendo el supermercado”, aseguró Luis Miguel Fernández. Esta tendencia evidenció que, en la actualidad, el sector demanda una producción de semillas certificadas para la agricultura ecológica que no está siendo colmada. 


“El ‘boom’ del ecológico no tiene más de dos años”, explicó el director general de Coexphal. Antonio Villarroel, secretario general de ANOVE, aseguró que “si el mercado demanda ese tipo de servicios, no tengáis ninguna duda de que las empresas obtentoras de semillas vegetales cubrirán ese vacío”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.