La papaya del sur sale a Europa a través de Hortamar

La empresa confeccionó la pasada campaña más de un millón de kilos de este producto

La papaya del sur sale a Europa a través de Hortamar
  • Cultivo de papaya en la finca experimental de Cajamar (finca de Las Palmerillas).
  • Agricultura 2000
  • Marco Rueda
  • 18:25 / actualizado a las 18:55
  • 10.09.2018

La cooperativa Hortamar se está modernizando. Es una de las empresas decanas del campo almeriense –esta campaña cumple 41 años de vida-, pero luce un aspecto jovial: a su cambio de imagen, con el que ha renovado su identidad corporativa y su logotipo, le sigue un proceso de cambio estructural, que le ha llevado a innovar y renovar sus instalaciones para atender a las nuevas tendencias de futuro del sector agroalimentario. 


Papaya 

Entre las novedades que está introduciendo la empresa, quizás la más ambiciosa es el papel que juega el cultivo de papaya en la nueva estrategia comercial de Hortamar. La cooperativa más antigua de Roquetas empezó a confeccionar y comercializar papayas hace dos años en el marco de un proyecto capitaneado por la cooperativa de segundo grado Anecoop, a la que Hortamar pertenece. La tarea de Hortamar implica una logística compleja, pues absorbe y da salida a la producción de una extensa nómina de agricultores que van desde la costa de Málaga, la costa granadina, Almería y el municipio murciano de Mazarrón, independientemente de que pertenezcan o no a la empresa almeriense.  


Hasta la fecha, el crecimiento ha sido exponencial: tras un primer año “de arranque”, como indica el presidente de Hortamar, José Miguel López Cara, en el segundo año se ha sobrepasado la barrera del millón de kilos.  


La red comercial tejida por Anecoop abre un interesante mercado para los productores asociados bajo la marca ‘Exóticos del Sur’, la Agrupación de Interés Económico creada ‘ad-hoc’ para el comercio de papaya producida en el sureste español. En declaraciones a SER Agricultor, el presidente de Hortamar se mostró convencido de que estos datos son un reflejo de que la papaya “puede ser una alternativa sólida para el campo almeriense”.


Ampliar la gama
La apuesta de Hortamar, una cooperativa con una larga tradición en hortalizas como el tomate o el pepino, revela una mayor apertura de los productos a trabajar nuevos productos en busca de un nuevo valor añadido para la empresa. La pérdida de cultivos hortícolas como la judía verde o más tradicionales como la uva de mesa ha sido señalado por algunos expertos en la agricultura almeriense como un problema para los intereses comerciales del sector. Entre ellos, el profesor y catedrático universitario Francisco Camacho, quizás el más insistente en este aspecto, hacen énfasis en la imperante necesidad de diversificar la gama de productos en la agricultura de la provincia.


Homenaje a los socios veteranos
Pese a que Hortamar va dando pasos que abren nuevos caminos para el futuro, la decana del campo de Roquetas no olvida sus orígenes. Así, el pasado domingo 9 de septiembre, Hortamar celebró una comida en la que, entre otras acciones, se rindió homenaje a los socios más veteranos de la empresa. "Quisimos entregarle unas placas en señal de agradecimiento por su gran trayectoria como socios de la cooperativa", afirmó José Miguel López Cara. Un acto cargado de emotividad en el que también se reconoció la labor de los "mejores agricultores" de esa campaña, en función de la productividad y la calidad de sus cosechas. A pesar de los cambios, Hortamar parece decidida a no renunciar a aquellas cosas que la siguen haciendo especial a día de hoy.

Newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail

    • RECIBIR