El control biológico decae en primavera

Los cultivos hortícolas sufren más daños por plagas en las fechas tardías de la temporada

El control biológico decae en primavera
  • El control biológico es una herramienta esencial en el camino de Almería hacia el ‘residuo cero’.
  • Agricultura 2000
  • Marco Rueda
  • 12:08 / actualizado a las 12:11
  • 07.09.2018

Los expertos de la provincia en el control biológico de las plagas -aquel que recupera los equilibrios naturales en los cultivos para reducir el uso de productos químicos- advierten de que, para reducir el impacto de las plagas, es necesario seguir apostando por este método una vez pasado el umbral de principios del año.


Una tendencia que se refleja en el informe de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF) de la Junta de Andalucía, que muestra un repunte de algunas plagas como el trips y la mosca blanca en cultivos de pimiento a partir del mes de marzo. A modo de ejemplo, la incidencia de ‘trips’ en Berja pasó del 10 al 60 por ciento entre febrero y abril en los invernaderos muestreados por los técnicos de la Junta.


Primavera
Los agricultores no están realizando las sueltas de organismos de control biológico que deberían en primavera. Esto explica que suframos algunos picos de plagas, principalmente de trips y mosca blanca, en esas fechas del año”, explica una fuente de una conocida casa de control biológico de la provincia de Almería.


Desde el sector señalan que el ‘orius’, una chinche vital para mantener a raya plagas como el ‘trips’, pierde fuelle en invierno debido a que las plantas dejan de florecer y, por tanto, de proveer el principal sustento alimenticio a este insecto auxiliar. “La solución pasa por soltar nuevas poblaciones de ‘orius’ en los cultivos con el objetivo de cortar la reproducción de las plagas en los meses de enero y febrero. Sin embargo, muchos productores únicamente por la instalación de trampas de colores y tratamientos fitosanitarios para luchar contra las plagas, algo que, como demuestran los datos, no resulta tan eficaz”, prosigue. A pesar de estas circunstancias, desde el sector explican que, en términos generales, la presencia de plagas en esta campaña ha sido estable y no ha causado grandes daños.


Cuidar el campo
Otro de los  motivos que desde el sector se utilizan para justificar el uso del control biológico en primavera es el de la conciencia colectiva. “Sin control biológico en primavera, las plagas aparecen tarde o temprano y, al final de la campaña cuando se arrancan las cosechas, pueden pasar a otros cultivos tempranos que han sido recién trasplantados”.


Una serie de recomendaciones que, en el caso del cultivo de pimiento en la comarca de Dalías, pondrían el broche de oro a la gestión y control sostenible y ecológico de las plagas. Los datos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural señalan que el control biológico es el método principal en más del 90% de los cultivos pimenteros de Almería. ‘“Si lo hacemos en primavera, estamos a las puertas del residuo cero”.

Newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail

    • RECIBIR